BioShock no se iba a desarrollar originalmente en una ciudad submarina

Existen pocas dudas sobre que la trilogía BioShock es una de las franquicias shooter en primera persona más respetadas y veneradas de todos los tiempos en el mundo de los videojuegos. No es para menos, pues la obra de Ken Levine e Irrational Games es intemporal y encandila a todo el que la juega, independientemente de su edad o de en qué momento de su vida lo haga. Rapture, las Little Sisters, los Big Daddies. Todo es icónico.

Sin embargo, y al contrario de lo que pudiera parecer, la saga de Irrational Games (estudio ahora conocido como Ghost Story Games) tuvo otras ideas originalmente antes de optar por el enfoque submarino y asfixiante que nos proponía la inolvidable ciudad sumergida de Rapture. De ello precisamente y de otras interesantes curiosidades sobre el videojuego queremos hablarte en el día de hoy en este artículo que esperemos que te guste.

Así las cosas, la primera demostración en fase temprana de desarrollo que finalmente se acabaría convirtiendo en BioShock nos mostraba una ambientación radicalmente distinta. Se trataba de una estación espacial repleta de monstruos que habían mutado a causa de experimentos genéticos, un trabajo que iba mucho más en la línea de lo anterior de Ken Levine, la venerada saga System Shock, que volverá en forma de remake.

Antes incluso BioShock iba a tener lugar en una isla tropical infestada de nazis. Quién sabe qué hubiera pasado, pero no creemos que nadie eche de menos estas localizaciones si ello hubiera supuesto que Rapture no llegara a existir. Otro de los elementos icónicos de la franquicia, las Little Sisters, también iban a ser diferentes en un primer momento y no las terroríficas niñas que todos conocemos, queremos y respetamos.

Y es que en primera instancia el diseño de estas criaturas era muy diferente al de unas niñas pequeñas, pues originalmente fueron concebidas como unas babosas que también tenían la función de recolectar el ADAM de lo splicers caídos. Precisamente por ello su nombre original era recolectores y no Little Sisters. También se pensó en hacer que estas criaturas fueran una especie de perros en silla de ruedas, pero nada funcionó.

La decisión de salvar o cosechar a las Little Sisters era mucho más difícil a nivel emocional que hacerlo con una babosa. Nadie hubiera querido salvar a una babosa y todos los jugadores hubieran preferido ser más poderosos a su costa. Como última curiosidad te diremos que la voz en versión original de las máquinas de Circus of Values era la del director Ken Levine. En castellano pudimos oír ese también mítico “sacia tus ansias en Circus of Values”.

Como ves, incluso una década después del lanzamiento del BioShock original, el que cambió la forma de narrar en los shooters en primera persona, sigue habiendo curiosidades que tal vez muchos aficionados a la saga de Ken Levine no conocieran. Todavía hay muchas más, de modo que si te ha gustado el artículo te invitamos a que nos lo hagas saber a través de la caja de comentarios para que lo tengamos en cuenta para futuros textos.

Publicaciones relacionadas

Cerrar