BioWare no creía posible hacer secuelas de Dragon Age: Origins

Dragon Age es uno de los buques insignia de BioWare en la actualidad. Una saga totalmente consagrada que incluso ha llegado a alcanzar cotas insospechadas y situando a Dragon Age: Inquisition como uno de los mejores juegos del pasado curso. No obstante, los chicos encargados de su desarrollo no las tuvieron todas consigo en el momento de lanzar Dragon Age: Origins, al no tener claro la repercusión que tendría el título entre el público y, por lo tanto, si sería capaz de generar el éxito del que finalmente ha disfrutado.

"Por aquel entonces teníamos la idea de que Dragon Age: Origins tendría que valerse por sí mismo como un único juego […] Por aquel entonces no era descabellado pensar que sería nuestra única oportunidad para contar esta historia. Teníamos la esperanza de lanzar Dragon Age: Origins y que fuera un éxito. Pero no lo sabíamos", aseguraba David Gaider, guionista de la saga de la compañía canadiense para el medio EDGE, a lo que agregaba: "Entonces salió Dragon Age: Origins y fue un éxito. Aunque eso no garantizaba nada para nosotros. ¿Fue antes que las películas de El Señor de los Anillos? Antes o casi a la vez. No creo que antes de que salieran las películas de El Señor de los Anillos se tuviera la idea de triunfar comercialmente con algo de fantasía tradicional".

Sea como fuere, Dragon Age es una de las franquicias más exitosas del momento, lo que habla muy bien del trabajo de los chicos de BioWare al respecto, quienes ya trabajan en el desarrollo de Mass Effect: Andromeda, cuarta entrega de la saga. ¿Qué te parecen las expectativas que tenían marcadas desde la compañía para Dragon Age?

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar