Blizzard asegura que la toxicidad de Overwatch frena sus actualizaciones

Los comportamientos tóxicos en Overwatch son un verdadero quebradero de cabeza para Blizzard, especialmente porque aumentan en virulencia y tienen tres sistemas de los que ocuparse en introducir medidas para que nadie arruine la experiencia al resto de jugadores. Esto hace, o es lo que afirma la desarrolladora, que los parches y actualizaciones se pospongan, puesto que primero han de procurar minimizar este tipo de comportamientos.

Jeff Kaplan, director del juego, ha publicado un vídeo al respecto en el que asegura que este esfuerzo por hacer de Overwatch un juego que todo el mundo pueda jugar sin que nadie venga a amargarle el día está repercutiendo en el planning de sus actualizaciones: “Queremos hacer nuevos mapas, queremos hacer nuevos héroes, queremos hacer cortos animados. Pero estamos en esta posición extraña en la que estamos perdiendo un tremendo montón de tiempo y recursos en castigar a gente e intentar que se comporten mejor”.

 

 

Kaplan se ha referido a una de las funciones más demandadas, como es la implementación del sistema de denuncias en consolas: “Ojalá el tiempo que estamos empleando en llevar los reportes a consolas lo pudiéramos emplear en un sistema de historial de combates o uno de repeticiones en su lugar. La gente que tendría que trabajar en ambos es exactamente la misma, pero han sido reubicados para trabajar en lo otro. El mal comportamiento no solo está arruinando la experiencia a los demás, también está haciendo que el progreso del juego, en términos de desarrollo, sea mucho más lento”.

Kaplan ha invitado a la comunidad a hacer introspección: “Piensa en todas la veces que alguien te ha dicho algo negativo en el juego y ahora imagínate que alguien te hubiera dicho algo positivo en su lugar. Hay un modo de propagar la positividad y no creo que ahora mismo prevalezca”. ¿Crees que podrá combatir los comportamientos tóxicos en Overwatch?

Cerrar