Blizzard se defiende tras ajustar una carta de Hearthstone

Blizzard se defiende tras ajustar una carta de Hearthstone

De héroe a cero, un día estás en la cima y al siguiente te has despeñado. La Comandante Grito de Guerra era una carta de Hearthstone que bien jugada podía inclinar la balanza gracias a su facultad de conceder la habilidad Cargar a cualquier esbirro con fuerza igual o inferior a 3. Pero el último ajuste de Blizzard en su juego ha significado propinarle un estacazo a la Comandante y dejarla medio privada. En adelante, su mágico impulso se desvanece y se limita a otorgar un +1 a la fuerza a nuestros esbirros que ya posean de antemano la habilidad de cargar.

Lógicamente, la reacción de la comunidad ante este cambio no ha sido especialmente bien recibida, dado que aunque no está mal un aumento de fuerza, mejor era poder sacarse de la manga todo un batallón capaz de arrollar en un momento. Ben Brode, diseñador senior del juego, se ha referido a este cambio en este vídeo oficial que Blizzard ha hecho público a través de la cuenta oficial de Hearthstone en YouTube. Brode afirma el efecto de la Comandante es injusto para los rivales, también que ya detectaron problemas de desequilibrio en la carta durante la beta y que fue entonces cuando debieron hacer algo, pero lo dejaron pasar. Finalmente, tras intentar una treintena de ajustes diferentes, el equipo vio que el problema estaba en la concesión de la Carga: “Otorgar Carga te hace muy poderoso. Ayudar a parar esta manera de jugar y darnos más libertad para futuros diseños es algo que nos motiva, y creí que la Comandante Grito de Guerra era la carta adecuada en la que centrarse”.

¿Qué te parece este ajuste?

Publicaciones relacionadas

Cerrar