Bloodborne y el lugar más extraño en el que puedes morir

Bloodborne y el lugar más extraño en el que puedes morir

Aunque el estudio japonés From Software ya había creado títulos de la talla de Armored Core, no fue hasta Demon’s Souls, Dark Souls y Bloodborne cuando la compañía comenzó a ser popular en todo el mundo y una de las referencias de los videojuegos actuales. Tanto es así que no ver su nuevo proyecto en el pasado E3 2017 de Los Ángeles fue toda una decepción para los fans de los títulos de esta particular firma.

Muchos esperaban ese rumoreado juego de ambientación maya o azteca, supuestamente llamado Phantom Wail, o Bloodborne 2 fueran los anuncios. De momento nos hemos quedado con las ganas, por lo que volver a las tierras de Yharnam no sería una mala idea para pasar el tiempo hasta que From Software decida que es adecuado presentar su nuevo proyecto, que debería volver a hacer gala de la dificultad que caracteriza a sus últimas obras.

Precisamente por ello Bloodborne fue tan alabado, hasta el punto de que para muchos es el mejor videojuego que hay en el catálogo de PlayStation 4. Como sabrás si has jugado a algún título de la saga Soulsborne morir es de lo más habitual y ver en pantalla ese “Has muerto”, todo un clásico moderno. Lo curioso de Bloodborne es que te permitía morir incluso en el lugar en el que se suponía que ya estabas muerto.

Estamos refiriéndonos al Sueño del Cazador, aquel lugar al que se nos redirige cuando morimos y al que podemos volver cuantas veces queramos para invertir nuestros ecos de sangre en subir de nivel gracias a la muñeca o tener interesantes charlas con Gerhman, el primer cazador. Allí también podemos comprar ítems, pero lo que muchos no esperaban es que también pudiésemos hallar la muerte en ese preciso lugar.

Si juegas online a Bloodborne irás encontrando manchas de sangre repartidas por doquier. Estas manchas reflejan el lugar de la muerte de otros jugadores que se han producido recientemente y, para su sorpresa, algunos descubrieron que estas manchas también se encontraban en el Sueño del Cazador. Concretamente a la derecha de la posición habitual de la muñeca con la que subimos de nivel gracias a nuestros ecos.

En el camino que asciendo hasta la parte superior del Sueño del Cazador hay una pequeña caída a la que acudiendo a toda velocidad y dejándonos caer por ella perdemos un pequeño fragmento de vitalidad. Repitiendo esta acción muchas veces finalmente acabamos perdiendo la vida. Y es que los jugadores experimentaron para descubrir qué ocurría si moría en el lugar en el que se suponía que ya estabas muerto.

La respuesta es… nada. Sencillamente volvemos a reaparecer en el Sueño del Cazador con nuestra salud intacta y nuestros ecos en el último lugar en el que morimos, concretamente a unos diez metros de nuestra nueva posición. Se trata de una curiosidad que algunos se empeñaron en descubrir durante los primeros días de juego pero que, probablemente, tú nunca hubieras probado por no considerar posible morir en ese lugar en el que no existe ningún tipo de amenaza.

Los videojuegos de From Software, más allá de curiosidades de este estilo, también hacen gala de un extensísimo y profundo lore, de modo que si quieres que sigamos explorando Bloodborne o algún videojuego de la saga Souls no tienes más que hacérnoslo saber en la caja de comentarios. Si así lo deseas elaboraremos nuevos artículos con esta temática, pues aún queda muchísimo por contar y explicar.

Publicaciones relacionadas

Cerrar