Bobby Kotick, CEO de Activision Blizzard, se pronuncia sobre las acusaciones de acoso a la compañía

El estado de California denunció a Activision Blizzard por reiterados casos de acoso laboral y abusos sexuales.

La enorme polémica generada alrededor de Activision Blizzard tras conocerse diversos casos de acoso laboral, discriminación y abusos sexuales en el seno de la empresa parece muy lejos de acabar todavía. En respuesta a las movilizaciones convocadas para hoy y la firma de una carta abierta dirigida a la directiva de la empresa, que ya suma más de 2.000 firmas, Bobby Kotick, el millonario CEO de Activision, se ha visto obligado a posicionarse a través de un nuevo comunicado.

Mientras quela primera reacción de la compañía a la demanda interpuesta por el estado de California fue hacer oídos sordos y asegurar que esos hechos ya no reflejaban la Activision Blizzard de ahora, Kotick asegura que sus «respuestas iniciales a los problemas que enfrentamos juntos y a sus preocupaciones fueron, francamente, sordas» (vía Kotaku). De igual manera que aprecia el coraje de todos aquellas personas que en los últimos días han denunciado las prácticas abusivas a las que fueron sometidos en el pasado. «Cada voz importa», asegura Kotick.

«Es imperativo que reconozcamos todas las perspectivas y experiencias, y respetemos los sentimientos de aquellos que han sido maltratados de alguna manera», asegura el directivo. «Lamento que no hayamos proporcionado la empatía y la comprensión adecuadas».

En cuanto a acciones futuras, Kotick asegura que están «tomando medidas rápidas para ser la empresa compasiva y solidaria para la que vino a trabajar, y para garantizar un entorno seguro. No hay lugar en ninguna parte de nuestra Compañía para la discriminación, el acoso o el trato desigual de cualquier tipo». Aparte, la compañía asegura haber contratado asesoramiento externo para «garantizar que tenemos y mantenemos las mejores prácticas para promover un lugar de trabajo respetuoso e inclusivo» que funcionará también como línea directa de cualquier tipo de queja o sugerencia.

En cuanto a medidas concretas que la compañía va a tomar desde este instante, Kotick señala lo siguiente:

  • Apoyo a los empleados: «Continuaremos investigando todas y cada una de las reclamaciones y no dudaremos en tomar medidas decisivas. Para fortalecer nuestras capacidades en esta área, estamos agregando personal senior adicional y otros recursos tanto al equipo de Cumplimiento como al equipo de Relaciones con los Empleados.»

  • Sesiones de escucha*: «Sabemos que muchos de ustedes han inspirado ideas sobre cómo mejorar nuestra cultura. Crearemos espacios seguros, moderados por terceros, para que usted se pronuncie y comparta áreas de mejora.»

  • Cambios personales: «Estamos evaluando de inmediato a los gerentes y líderes de toda la Compañía. Cualquiera que haya impedido la integridad de nuestros procesos para evaluar reclamos e imponer las consecuencias apropiadas será despedido.»

  • Prácticas de contratación: «A principios de este año, envié un correo electrónico solicitando a todos los gerentes de contratación que se aseguren de tener diversas listas de candidatos para todos los puestos vacantes. Agregaremos recursos de cumplimiento para asegurarnos de que nuestros gerentes de contratación se adhieran a esta directiva.»

  • «Cambios en los juegos»: Hemos escuchado las opiniones de las comunidades de empleados y jugadores de que parte de nuestro contenido de juegos es inapropiado. Estamos eliminando ese contenido.

Con estas palabras de Kotick, al fin, la directiva de la compañía da un paso al frente y se sitúa de parte de las víctimas al prometer mano dura contra los abusadores y medidas para hacer de Activision Blizzard un lugar seguro e inclusivo para todos los trabajadores. Aún así, la polémica y los movimientos sociales que han surgido entre la comunidad de jugadores y desarrolladores parece lejos de acabar y este caso de Activision Blizzard podría sentar un precedente de cara al futuro del sector.

Luis Avilés

Periodista de profesión y jugador de vocación. Me he criado con una consola entre las manos y me esfuerzo día a día en convertir mi hobby en una forma de vida.
Cerrar