Bourne 5 podría quedarse sin Jeremy Renner

La saga de Bourne parecía reactivar el interés de los fans después de que se confirmase que Matt Damon y Paul Greengrass volvían a estar implicados en la franquicia de Universal Pictures, lo que resultaba ser un dato muy alentador una vez que los resultados de calidad y recaudación de El legado de Bourne no habían sido los esperados ni por el estudio ni por los aficionados a la saga del espía que no recordaba su pasado.

Así pues, aunque la película protagonizada por Jeremy Renner como el agente Aaron Cross no fue tan exitosa como las anteriores, ya sea debido a que estuvo dirigida por el semidebutante Tony Gilroy (sólo tenía los largometrajes Duplicity y Michael Clayton en su filmografía antes de hacerse cargo de esta superproducción, de la que escribió también el guión de las cuatro entregas) o porque se trataba del primer guión original que no estaba estrictamente basado en alguna de las novelas escritas por Robert Lungdum, el hecho de poder tener una cinta de acción protagonizada por los espías Jason Bourne y Aaron Cross permitía que más de un espectador desease ver qué podían ofrecernos dicho tandem. Sin embargo, Jeremy Renner podría abandonar el proyecto debido a desavenencias difíciles de solucionar con el director Paul Greengrass.

Si hace unas semanas parecía que el proyecto de Bourne 5 con Matt Damon (Interstellar) y Jeremy Renner (Los Vengadores: La era de Ultrón) bajo la dirección de Paul Greengrass (Capitán Phillips) era algo seguro y que sólo faltaba descubrir cómo los caminos de Cross y David Webb (el verdaderos nombre de Jason Bourne) llegaban a juntarse por una causa común, ahora parece que el realizador británico de 59 años no ve claro un argumento en el que ambos agentes trabajen juntos, puesto que el personaje encarnado por Matt Damon suele trabajar solo, y no colabora con otros agentes, sino que los derrota.



De esta forma, es posible que Greengrass pretenda desentenderse de todo rastro dejado por la irregular película El legado de Bourne, un spin-off en el que sólo se mencionaban las acciones realizadas por Jason Bourne, donde la ausencia de Aaron Cross no implicaría una gran pérdida para la historia principal protagonizada por Damon. O bien que el propio Renner no acepte volver a tener un rol secundario en una franquicia (al igual que le ocurre con Ojo de Halcón en el universo cinematográfico de Marvel Studios), una vez que había conseguido ser el protagonista absoluto de una exitosa franquicia.

Sea como fuere, y mientras se confirma de forma oficial la veracidad de estos rumores, la quinta entrega de la saga de Bourne sigue programada para estrenarse en las carteleras de todo el mundo a partir del 15 de julio de 2016, por lo que no debe dilatarse mucho esta incertidumbre si no desean verse obligados a retrasar la fecha de estreno fijada por Universal Pictures.

¿Vosotros qué pensáis sobre la posible salida de Jeremy Renner que pretende Paul Greengrass? ¿Que deben formar equipo o que con la vuelta de Matt Damon la continuidad de Jeremy Renner ya no tiene sentido?

Publicaciones relacionadas

Cerrar