Call of Duty: Black Ops 2 podría ver paralizado su desarrollo

Vamos a intentar explicaros esto bien alfabetajugones, porque hasta a nosotros nos cuesta entenderlo. El nuevo Call of Duty: Black Ops II está siendo llevado a juicio por el incumplimiento de un acuerdo entre Activision e Infinity Ward.

Os explicamos: al haber un juego de Call of Duty al año, se va alternando entre dos estudios el desarrollo de la franquicia. Infinity Ward se dedica a los Modern Warfare y Treyarch a los Black Ops.

Al parecer, Activision firmó un acuerdo con Infinity Ward que impedía que saliera ningún Call of Duty posterior a la guerra de Vietnam que no fuera desarrollado por Infinity Ward.

Evidentemente, el nuevo Black Ops II ambientado en el futuro no cumple con esta cláusula. Tras esto, el devenir de la franqucia pasa por dos vías principalmente:

  • Activision se acoge a que los antiguos desarrolladores Jason West y Vince Zampella de Infinity Ward fueron despedidos, por lo que defienden que el acuerdo ya no sería válido.
  • Sin embargo, de salir la demanda adelante podría parase la producción de Black Ops II. Este sería un hecho improbable pero no imposible, aunque lo lógico será que todo se resolviera con una compensación económica.

Cerrar