Candy Crush se convierte en un concurso de televisión

Candy Crush se convierte en un concurso de televisión

El auge de los juegos sociales se vió muy reforzado con Candy Crush, el dulce, dulce puzzle de King que nos instaba a juntar tres caramelos o más con azucarados resultados para poder cumplir con los objetivos de cada nivel. Alguno que otro se ha convertido en un hacha a este juego a base de dedicarle horas de procastinación en Facebook. Horas bien empleadas, si es que considera participar en Candy Crush, el concurso de televisión, y ganar 100.000 dólares.

El famosísimo juego, que aparecerá incluso en la gran pantalla de la mano de Emoji: La película, ha sido trasladado a formato televisivo en Estados Unidos, y ha dado pie a un espacio en el que sus concursantes pueden hacerse con la mencionada suma de dinero si son capaces de jugar al juego mientras se suspenden y balancean sobre el plató.

Y es que, como cuenta el diario argentino El Cronista, el escenario del concurso tiene dos pantallas (que por cierto, son récord Guinness por su tamaño), una horizontal en el suelo y otra perpendicular, y los participantes han de hacer acrobacias para poder llegar a cada una de ellas y hacer sabrosas, deliciosas y divinas combinaciones de dulces, con la garantía de que su arnés está supervisado y diseñado por el equipo encargado de hacer volar a Lady Gaga durante el intermedio de la última Superbowl.

Si crees que es algo que podrías ver en nuestras pantallas presentado por Emilio Aragón, Pablo Motos o Carlos Sobera, igual no andas por mal camino puesto que CBS contempla la posibilidad de comercializar el formato al resto del mundo. No descartes que una temporada de estas veamos Candy Crush en la parrila de Antena 3 o Telecinco con las bendiciones de King, que por cierto, tiene oficinas en Barcelona así que les pilla cerca. ¿Seguirías este concurso?

Publicaciones relacionadas

Cerrar