Cinco libros que podrían ser videojuego

Si los videojuegos son una evolución del cine o son papá e hijo o como queráis juntar estas dos artes por lo que las une (que es un montón), hay en una cosa en la que el joven no ha cogido al longevo aún. Hablamos de las fuentes en la que se basa una película o, lo que es lo mismo, los guiones adaptados.

Cuando comenzó el cine hace ya más de 100 años, después de intentar documentar la realidad de la forma más verista posible con las cámaras, de lo que más se animó a crear el cine eran adaptaciones teatrales, muy fáciles de filmar y que tenían una profundidad que el cine no había desarrollado.

La evolución de este hecho llevó a que el siguiente paso, a parte de la creación de obras originales, fuera adaptar a pantalla obras de literatura, de nuevo, porque las historias contenidas en un novela pueden y son base de grandes historias de cine. Cada una con sus códigos y su lenguaje, por supuesto, con lo que una vez descubierto esto se convierte en un sinsentido protestar por la calidad de una película si solo nos centramos en lo que se aleja de nuestra visión del libro.

El cine acepta este hecho con total normalidad y a buen seguro si echáramos cuentas, el número de películas que son una adaptación de novelas o relatos cortos con mayor o menor libertad, supera por goleada a los guiones originales. Si hasta tienen una candidatura en los Oscar que es guión adaptado.

Los videojuegos, sin embargo, no han asumido esta norma aún, ni se ha convertido en algo generalizado. Aunque es cierto que se han dado muchos casos de éxito (y fracaso) y cada vez más vemos como los videojuegos deciden ambientar sus universos y argumentos tomando como partida un libro.

Por poner algunos casos sonados y recientes, ya sabréis que la saga de The Witcher de CD Projekt, que en breve contará con su esperada tercera entrega, Wild Hunt, es una adaptación con historias nuevas de las peripecias de Geralt De Rivia, la saga de novelas fantásticas de Andrzej Sapkowski

O los juegos Metro 2033 y Metro Last Light que adaptan a consola las novelas Metro 2033 y Metro 2034 del escritor y periodista ruso Dmitri Glujovski. O S.T.A.L.K.E.R que está basado en Picnic extraterrestre de Arkady y Boris Strugatski. Y no solo en Europa. Japón tiene a Parasite Eve de Hideaki Sena y hasta en España el estudio Dinamic se animó a hacer una adaptación de El Quijote de Cervantes o de Los Pájaros de Bankog de Manuel Vázquez Montalbán.

Pero insistimos, pese a la calidad de muchos de estos títulos y la sobrado mérito argumental y ambiental, que un videojuego esté adaptado de una novela es más una excepción que una norma o práctica generalizada.

Así pues mientras esperamos a que esto se cumpla, en AlfaBetaJuega hemos decidido reflexionar y divertirnos con cinco novelas que podrían pasar perfectamente por videojuegos y, de paso, recomendaros algo que leer a parte de los subtítulos de vuestros juegos favoritos. La lista es corta y responde a diversos criterios y al final de este reportaje nos encantaría que vosotros también recomendarais.

El Juego de Ender

La novela de Orson Scott Card es uno de esos casos sangrantes de los que es imposible no pensar en cómo es posible que aún no tenga videojuego y, más sonrojante aún, cómo es posible que se tardara 28 años en hacerle una adaptación cinematográfica.

La ganadora del Premio Nébula y Hugo en 1985 y 1986 (dos de los premios más prestigiosos de la Ciencia Ficción) nos relata cómo se crean los líderes. Más concretamente, como un niño de 6 años, Ender, es sometido a un durísimo entrenamiento tanto físico como psicológico para prepararlo para comandar la flota de la Tierra en busca de repeler a los insectores, unos alienígenas que trataron de conquistar nuestro planeta tiempo atrás.

Lo bueno de El Juego de Ender es que buena parte de los entrenamientos contados en la novela son en sí un videojuego al que llaman la Sala de Batalla, donde los equipos deben paralizar a sus adversarios en un ambiente ingrávido.

El videojuego está clarísimo: un título con cariz deportivo o de estrategia que podría centrarse exclusivamente en estos conflictos de entrenamiento del Campo de Batalla y con diferentes equipos a seleccionar

Fijaos en que nuestra idea no es tan loca pues Chair Enterteinment compró los derechos de la novela para hacer un videojuego llamado El Juego de Ender: Sala de Batalla que en diciembre de 2010 se paralizó y del que actualmente no se sabe nada.

 

Ready Player One

Ernest Cline tiene el mérito de haber vendido los derechos de adaptación cinematográfica de sus novelas antes incluso de que se publicasen.

Le pasó con su primera novela, Ready Player One y le ha pasado con la saga de novelas que aún no ha empezado a publicar, llamadas Armada. Recordad que a este tema ya le dedicamos la columna de opinión Friki el que lo lea (por si consideráis que debéis leerla).

Ready Player One es en sí un videojuego hecho novela y resulta todo un homenaje a este nuestro mundillo y a la década de los 80. Las referencias son constantes y el relato es del todo fascinante.

Por lo que la adaptación a videojuego (al igual que pasa en el cine) tendría todo el sentido del mundo. 

El título debería ser un Multijugador Masivo en Línea (MMO), más que nada porque la concepción de la novela es así. Un niño dentro de una civilización decadente que se conecta a un mundo virtual en el que se educa, socializa y prácticamente vive, que decide entrar en un concurso demencial del creador de ese universo tras su muerte y que le obliga a superar enrevesadas pruebas a modo de título de rol clásico.

La novela tiene tantos mundos y situaciones que muy poco habría que pensar para adaptarla.

Crónica del Pájaro que da cuerda al mundo

Una de las muchas obras maestras de Haruki Murakami (probablemente su libro más reputado) podría pasar por videojuego pero con mucho riesgo y sería una adaptación curiosa de ver.

Intentar explicar la sinopsis de esta novela que os recomendamos encarecidamente leer (como todas la que tratamos en este reportaje), es harto complicado. 

Simplificando, Tooru Okada es un tipo que acaba de abandonar el bufete de abogados en el que trabajaba y que arranca una serie de peripecias a cual más rara aún, cuando se le escapa su gato. A lo largo del relato van apareciendo personajes extraños, situaciones que se confunden entre la realidad y la ficción y Okada va sufriendo una serie de cambios que preferimos no desvelaros.

Lo bueno está en que adaptar esta historia sería ideal para un juego tipo aventura gráfica clásica (lo más cerca que está un videojuego de ser novela) o algo raruno con la tónica de Catherine

¿O acaso no os gustaría ver cómo se adapta a uno de los autores más importantes de la literatura actual por un estudio con la fuerza narrativa y gráfica de Atlus o Level-5 y su Ni No Kuni? Solo de pensarlo se nos ponen los ojos como chiribitas.

 

La Ciudad de las Bestias

Vamos, La Ciudad de las Bestias o la trilogía al completo de Las Memorias del Águila y el Jaguar, compuestas por esta, El Reino el Dragón de Oro y El Bosque de los Pigmeos.

El salto de Isabel Allende a la literatura adolescente fue todo un acierto a nivel de ventas e interés lector. La historia narra como un niño de 15 años se va con su abuela aventurera al Amazonas mientras su madre se encuentra en el hospital aquejada de un cáncer.

El niño vivirá una tremenda aventura en busca de un ser mitológico gigantesco mientras va encontrando toda clase de espíritus y situaciones de lo más curiosas que terminarán por cambiarle para siempre.

Y es que si los videojuegos se centraran en el género literario del realismo mágico nos darían más de una y de dos alegrías. 

El juego que se debería hacer con esta base es un título de plataformas con diferentes elementos de exploración y puzles. Estaríamos hablando de un plataformas con un gran argumento (género no dado a ello) y que se sumaría al halo de culto indie que están ganando los clásicos juegos de saltos en los últimos tiempos. Un Naughty Dog sería un estudio al que nos encantaría ver en esta vereda.

 

Ensayo sobre la ceguera

Y terminamos con el ejemplo delirante de esta lista. Y os preguntaréis: ¿por qué? Evidentemente, si habéis leído la obra de José Saramago ya sabréis dónde está el problema.

El relato cuenta como la humanidad de la noche a la mañana se vuelve completamente ciega. Como imaginaréis, que todo el mundo se está quedando ciego es un problema mayúsculo y crea un ambiente donde se va perdiendo cada vez más y más la dignidad humana pues todo el mundo se vuelve inútil dado que nadie ve.

La novela es una verdadera maravilla y es muy fácil por tal y como lo cuenta Saramago imaginar un mundo que no se ve por las descripciones que van haciendo sus personajes que, insistimos, no ven.

¿Qué tipo de juego podría salir de aquí? Pues sinceramente, no lo sabemos. Pero si alguien tuvo la discutible idea de que este libro se podía llevar a la gran pantalla (Fernando Meirelles con su A Ciegas), ¿por qué no un videojuego de corte experimental? Llamad a Peter Molyneux, él sabrá como solucionar este entuerto.



Nosotros terminamos por ahora aquí pero os animamos a que nos contéis en los comentarios de AlfaBetaJuega ¿Qué libros creéis que podrían ser carne de videojuego? Ya de paso, nos recomendamos nuevas lecturas, ¿no os parece?

Néstor García

Publicaciones relacionadas

Cerrar