Así puedes convertir una carta Pokémon cualquiera en una espectacular creación 3D

Aprende y alucina.

Colección de cartas Pokémon

Los fans de las cartas Pokémon no dudan en personalizarlas, tanto como si fueran un bonito cuadro, como convirtiéndolas en copias digitales en 3D. Pero también hay algún fan que sigue la estela del maestro Seishiro Ohkubo y se ha especializado en crear cartas Pokémon con un efecto 3D modificando el montaje del personaje que aparece en cada uno de los naipes coleccionables.

Más abajo puedes ver un precioso ejemplo de este tipo de cartas Pokémon 3D que nos ofrece Doctor8Alters en Reddit y, si deseas hacer una tú mismo, puedes sin problema, solo tendrás que seguir una serie de indicaciones como las que menciona el propio Doctor8Alters en Reddit y que nosotros adaptamos para tu comodidad.

Alolan Sandslash 3D card alter from pokemon

Guía general para crear una carta Pokémon 3D

En esta mini-guía resumida que te ofrecemos encontrarás las nociones básicas para hacer que una carta se convierta en una versión 3D y no solo podrás usar esta técnica con tus cartas de Pokémon, pero también con otras como las de Magic: The Gathering o las de Yu-Gi-Oh!: Duel Monsters. Si tienes un buen nivel de inglés y quieres un mayor detalle sobre cómo hacer este tipo de creaciones, léete el manual completo aquí.

¿Qué es la personalización 3D?

Cartas Pokémon 3D de Lucario y Charmander

Poniéndolo en una forma fácil de entender, la personalización 3D de cartas coleccionables no es más que crear un efecto tridimensional mediante el corte y añadido de capas bajo el concepto artístico o imagen que aparece en la carta. No hay mucho más que decir sobre lo que es este proceso creativo en sí, aunque estaría bien recordar que requiere una buen cantidad de trabajo y mucha paciencia para manipular correctamente la carta y conseguir un buen resultado.

Lo más importante es seguir consejos fundamentales a la hora de transformar las cartas, sobre todo si es la primera vez que te vas a enfrentar a la creación de uno de estos naipes. De hecho, lo más recomendable es empezar con cartas de Energía Pokémon o de cualquier otro tipo de coleccionables, pues son más comunes y en caso de que algo salga mal o estropees la carta no te llevarás las manos a la cabeza tras el destrozo. Dicho esto, vamos al lío.

¿Qué necesitarás?

Cartas Pokémon 3D de Kecleon y Wurmple

Crear cartas de este tipo no será posible si no tienes varias cartas iguales con las que crear las capas, evidentemente las capas podrían crearse con recortes de cartulina u otros materiales similares para luego pegarlos y no estropear más cartas, pero el resultado no será el mismo. Además de esos naipes extra, necesitarás un cutter para papel o cartón y pegamento, aunque estaría bien que tomaras algún elemento más en consideración que especificamos más abajo.

  • Cutter para papel o cartón: esta es la herramienta más importante para personalizar tus cartas y necesitarás que sea uno de los buenos y fácil de manejar para conseguir un resultado más apurado, como por ejemplo cuchillas de las marcas X-Acto #11 o Swann-Moreton 10A (no tan comunes en nuestro país). Ten en cuenta que la cartulina hará que las cuchillas pierdan el corte bastante rápido, así que asegúrate de que compras varias para evitar contratiempos.

  • Pegamento: entre los muchos tipos que existen, pero lo mejor en estos casos es usar un pegamento de poliestireno o espuma de poliestireno como este de aquí y que te permitirá un secado que ronda los 30s y puede «limpiarse» si sobresale, también puedes considerar el tipo superglue para complementar y asegurarte de lo que pegas no se mueve. Eso sí, trata de posicionar correctamente las capas o no habrá marcha atrás.

  • Tapete de corte: un tapete de corte autoregenerante (self-healing o que se recupera de las marcas de corte) sería lo ideal, pues no solo protege tu mesa o esopacio de trabajo de marcas indeseadas, también aumentará la durabilidad de la propia base de corte. Trata de comprar uno que tenga una medida apropiada (para cartas un tamaño A4 debería ser suficiente) y puedes usar otra superficie de «protección» entre la carta y el tapete, algo así como algún carton más grueso, una caja de cereales, por ejemplo.

  • Rotuladores: serán necesarios para colorear los bordes de las cartas que queden en blanco y darles una mayor naturalidad. Lo ideal, si eres un principiante, es que compres rotuladores permanentes Sharpie y si crees que tienes muchísima mano para hacer cartas impresionantes, podrías invertir en algo más caro pero de mejor calidad como los rotuladores de punta de pincel de Faber-Castell.

  • Pintura: podrías usarla para lo mismo que los rotuladores y suele ofrecer mejores resultados, aunque aplicarla es más complicado y requiere más trabajo y paciencia que el trabajo con rotuladores.

  • Pinzas: también llamadas tenacillas (las típicas que se usan para depilar las cejas) que te van a posibilitar manejar piezas muy pequeñas de cartón con mayor facilidad. Evidentemente, busca unas que sean lo suficientemente finas como para poder coger los trozos de cartón sin mucho problema, pero evita apretar demasiado cuando lo hagas o podrías marcarlos.

  • Herramientas para esculpir: normalmente se usan para esculturas o piezas de arcilla, pero aquí podrían ayudarte a lograr la forma deseada para cada trozo de cartón sin tener que recurrir al perfilado o a los cortes agresivos. Además, esto permite que unas las piezas de una forma más continua y en la que se notarán menos los bordes.

¿Cómo es el proceso?

Carta Pokémon de Dratini cortada

A continuación y de forma resumida, te comentamos los pasos a seguir para hacer estas cartas 3D tan vistosas.

  • Concepto: antes de nada, es necesario que visualices cómo querrías que fuera el resultado final de esta carta 3D, concentrándote en ver qué partes quieres resaltar y cómo podrás trabajar en ellas. Fíjate también si hay varios focos en la imagen o solo uno, pues es importante que lo destacable se separe del fondo y la distancia que quieres interponer entre ese fondo y la «imagen en 3D».

  • Cortes iniciales: aprieta cada carta fuerte contra la superficie para evitar que se mueva y procede a cortar en dirección a ti. Para los cortes curvados, no necesitas ser muy preciso la primera vez, corta una guía primero y luego ya perfeccionarás el corte más adelante con una cuchilla más afilada.

Podrías ya probar a ver cómo quedarían las capas, pero sin pegar nada y cuando veas que estás contento con la profundidad que has logrado y con cómo se vería, recorta bien las esquinas, evitando que queden flecos o partes salientes. Si lo deseas, podrías reforzar estas capas con cartón o cartulina, pero sin que se añada demasiado volumen al resultado, solo para aportar mayor firmeza y durabilidad al conjunto.

  • Edging: en este paso colorearás los bordes blancos que quedan en cada recorte y tendrás que usar rotuladores o pinturas con un tono similar al de la ilustración. Cuidado con pasarte apretando los rotuladores o con añadir demasiada tinta en los laterales de la ilustración., pues podría estropear su acabado o apariencia y el resultado no sería el que deseas.

  • Pegado: si estás feliz con el resultado que has logrado, es la hora de pegar cada una de las capas. Generalmente, es mejor comenzar desde la última hasta la que quedará por delante, aunque no siempre será el caso. Ve despacio, cerciorándote de que pegas cada capa bien y sin que se descoloquen, usando una pequeña cantidad de pegamento o verás que este tiende a rezumar, complicando mucho la tarea de ensamblaje.

  • Pintado: es mejor pintar después del ensamblado, pues te dará una mejor visión sobre las partes que necesitan ser pintadas y ayuda a escoger los colores correctos para cada caso. Podrías hasta realizar una técnica de sombreado en el fondo si tienes buena mano, añadiendo un extra de profundidad.

  • Acabado: el resultado final dependerá de varios factores como la complejidad de la carta, tu habilidad para recortar, pegar y construir y también de la paciencia con la que te enfrentes a las tareas. Ten en cuenta que, como promedio, tardarás 3 horas en finalizar cada carta, así que no quieras hacerlo todo deprisa y corriendo. En cuanto cojas algo de experiencia verás que te llevará menos tiempo y los resultados son mucho mejores.

Otros extras

Contadores en cartas de Magic

Como puedes ver en la imagen, el único límite a lo que puedes hacer con cada carta lo pone tu imaginación y tu saber hacer sobre la mesa. Así, puedes añadir contadores de vida a las cartas que hagas o aumentos de poder de ataque o defensa para tener siempre controlados los datos. La verdad es que es una pasada crear cartas coleccionables como estas, así que si te ha enganchado este tutorial y quieres ver si eres capaz de hacer una, no lo dudes y a por ello.

Otros artículos de Pokémon que te gustarán

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar