Cómo funciona una escopeta, según los videojuegos

¡Cuidado! ¡Alguien te está persiguiendo con un arma! Ah, perdón, solo es una escopeta. Menos mal, qué susto, ¿eh? Si fuera un fusil sería otra cosa. O incluso un machete, todo el mundo sabe que es imposible correr más que alguien que lleva un machete. Sí señor, cuánto han hecho por nosotros los juegos de disparos en primera persona enseñándonos estas valiosas lecciones para la vida. ¿O no?

Igual es toda una sorpresa, pero parece ser que la física en el mundo real no funciona como lo hace en juegos como Counter-Strike: Global Offensive o como en Battlegrounds. Quién lo iba a decir, tampoco salimos de nuestro asombro, pero es verdad que bien visto, el comportamiento de algunas armas como las escopetas es un poco risible. Generalmente causan un daño disperso que se reduce con la distancia. Lo cual no es así del todo.

En realidad, este cómic que recoge Geeks Are Sexy da una impresión de cómo creen los diseñadores de juegos que afecta un disparo de escopeta. Y, a ver, no nos ofreceríamos a comprobarlo, pero algo nos dice que esto no va exactamente así. No, para nada.

Lo mejor, si te ves venir de cara alguien que está colocando cartuchos en el cañón de una escopeta, es que eches a correr y gritar como si no hubiera un mañana, porque no creas que por estar a unos cinco pasos vas a acabar mejor. Como poco, seguro que deja moratones…

A 1,5 metros: Un arma de destrucción total de un solo disparo.

A 3 metros: Hace cosquillas.

Cerrar