Cómo jugar a videojuegos largos cuando no tienes mucho tiempo

Cuando uno se va haciendo mayor se da cuenta de que la mayoría del tiempo lo emplea durmiendo o trabajando, y, si hay hijos de por medio, cuidándolos para que el día de mañana sean personas de provecho. Muchos estudiantes se quejan de la falta de tiempo libre al cursar sus estudios, pero no hay duda de que la vida profesional es mucho más dura en esta cuestión que ninguna otra.

Evidentemente, los que somos gamers notamos aún más si cabe esta falta de tiempo para completar esos juegos que tanto nos atraen, pero cuya duración superior a 50 o 60 horas, hace que completarnos se nos antoje una tarea titánica y, en ocasiones, hasta pesada.

Pero claro, si nos guiamos por esto como jugones, lo más probable es que sólo podamos disfrutar de títulos de 5, 10 o, forzando, de 20 horas de duración total, perdiéndonos muchos títulos AAA realmente interesantes como Assassin’s Creed Odyssey o Dragon Quest XI.

Entonces, lejos de renunciar a nuestra afición favorita, lo ideal es tener en cuenta una serie de consejos que nos pueden ayudar muchísimo a la hora de pasarnos aquellos títulos con una mayor demanda de horas. ¿Quieres saber cómo hacerlo? Pues sigue leyendo.

Compra ya Assassin’s Creed Odyssey para PS4 I Xbox One I PC

Compra ya Dragon Quest XI para PS4 I PC

Escoge un buen juego

Y también adecuado a tus gustos. No te conformes con un título que sabes que no vas a completar o que intuyes que no te va a gustar. Ve a lo seguro, a tiro fijo, elige una entrega que sepas que te va a mantener muy pegado al sofá o silla desde la que juegues. Piénsatelo bien, medita tu elección, y compra.

Juega lo que puedas

Olvídate del tiempo que tienes para jugar y juega. Ya sabes que es más que probable que no vayas a disponer de tres horas seguidas para disfrutar de tu nueva adquisición, pero 30 minutos bien empleados pueden saber a mucho, sobre todo si te olvidas de la barrera mental que supone estar pensando de cuánto tiempo exacto dispones para hacer lo que más te gusta. 

Ten en cuenta que puedes terminar un juego largo un par de meses, o tres, jugando una hora al día, que ni siquiera tiene por qué ser seguida. Por eso es importante que compres un título que te motive y pueda contra la irrefutable frase de “no tengo tiempo para esto”.

Cómprate una Nintendo Switch

No, no te lo decimos por decir, si tienes una Switch podrás emplear cierto tiempo jugando que, de otra forma te sería imposible. Esos viajes en metro, en bus o en tren, a tu trabajo o a una reunión, esos minutos de descanso mientras los niños duermen una siesta, o un rato antes de irte a dormir, al calor de las mantas de tu cama. Además, Nintendo Switch es la reina de los indie, y muchos de los títulos desarrollados por Nintendo son una pasada. Por no hablar que es la consola que más se puede adaptar a toda la familia, si es que la tienes.

Compra ya tu Nintendo Switch

Llega a algún acuerdo

Si tienes pareja, ¿por qué no llegas a un acuerdo tácito que te deje algo de tiempo para jugar? Después de todo, cuidar de tus hijos no es sólo tarea de uno, y si te organizas bien, podríais hacer relevos en ciertos momentos para velar por vuestros vástagos, o el las tareas domésticas. Evidentemente, esto requerirá un esfuerzo por tu parte, es decir, si quieres unas cuantas horas libres para jugar un día, tendrías que hacerte cargo tú de lo mismo (o algo similar) en otro momento, para que tu pareja disfrute de tu mismo beneficio.

Olvídate de la culpabilidad

No te culpes por querer jugar antes que, por ejemplo, aprender chino. Cada uno sabe muy bien qué actividad o actividades le reportan un mayor bienestar, y en esta sociedad loca de hoy en día, lo ideal es saber usar el tiempo libre para relajarnos y liberarse del estrés que tanta energía nos quita. Es tiempo para ti mismo, tiempo para disfrutar, así que no dudes en jugar si eso es lo que quieres.

De esta forma ganarás dos cosas, volver a jugar si es lo que te apasiona, y liberarte un rato haciendo algo que te gusta. No veas los videojuegos como algo que indica inmadurez o falta de responsabilidad, son un entretenimiento más, lo mismo que ir al cine o leer un libro. Haznos caso y busca tiempo para volver a disfrutar de los videojuegos, tu medidor de felicidad se disparará enormemente.

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar