Cómo llevar a cuestas a tu retoño sin dejar de parecer un rudo cowboy

Pocas cosas, por no decir ninguna, son más bonitas que ser un padre de familia. Eso sí, en el paquete vienen incluidos una serie de añadidos con los que hay que bregar a diario. Que si veas que le pasa al nene que está llorando, que si va a haber que preparar el bibe, que si llévatelo a todas partes que no puede quedarse solo… Tranquilos, para esta última os traemos una solución elegante que hará las delicias de los fans de Red Dead Redemption.

Y es que si los vaqueros del lejano oeste no iban a ningún sitio sin sus colts metidos en la pistolera, ¿por qué no iba a ser menos un padre con su hijo? Os presentamos el Baby Hjölster, un cinturón portabebés que ofrece la página HowToBeADad diseñado para los progenitores más curtidos al oeste del Pecos. El único peligro es desenfundar al peque y querer hacer malabarismos como hacía Búfalo Bill. La lástima, socios, es que este producto no es real, es tan solo un alocado concepto de la mencionada web pero ¿os imagináis ver por la calle a alguien de esta guisa?

Publicaciones relacionadas

Cerrar