Compañías de videojuegos que cerraron sus puertas a pesar de hacer grandes juegos

Poco importa cómo de exitoso hayas sido en el pasado, pues la realidad siempre está ahí para recordarte que lo único que importa es el presente. Eso es lo que le ha ocurrido, desgraciadamente, a multitud de compañías desarrolladoras y distribuidoras de videojuegos, que han lanzado grandes títulos a lo largo de su trayectoria pero que uno o varios traspiés han sido suficientes para acabar cavando su propia tumba financiera.

De ello precisamente es de lo que queremos hablarte en el día de hoy, pues lo que encontrarás en la lista que te hemos preparado a continuación es una selección de compañías de videojuegos que se vieron obligadas a cerrar sus puertas a pesar de haber sido responsables de juegos muy queridos por los fans. Sin más dilación te dejamos con unos cuantos ejemplos y te invitamos a que nos dejes los tuyos propios a través de la caja de comentarios.

THQ

Hace ya casi un lustro que THQ dejó de existir y seguimos sin entender cómo pudo ocurrir. La compañía californiana desarrollaba y distribuía videojuegos de la talla de Darksiders, Saints Row: The Third, Metro: Last Light, Homefront, WWE o varios títulos de la saga Warhammer. Finalmente la marca THQ fue absorbida por Nordic Games, de modo que de alguna forma sigue existiendo, aunque no como querríamos.

Lionhead Studios

Aunque su máximo responsable, Peter Molyneux, era capaz de despertar tantas pasiones como odios, el cierre de Lionhead Studios fue muy triste, especialmente para los fieles seguidores de la franquicia Fable. Esta saga fue la que dio nombre al estudio, aunque también realizó otras como Black & White. Tras meses de inquietud y rumores de cancelación de proyectos, Microsoft acabó cerrando las puertas de Lionhead Studios.

Evolution Studios

No cabe duda de que los chicos de Evolution Studios tenían buena mano con los videojuegos de carreras. A lo largo de su trayectoria dieron vida a obras de la talla de World Rally Championship, Motorstorm y DriveClub, pero ninguno de ellos les valió el reconocimiento de Sony. A pesar de que con el tiempo DriveClub se convirtió en un juego bien valorado, era demasiado tarde y Sony tumbó el estudio británico.

Psygnosis

En el mundo de la velocidad parece que o atinas al máximo o estás fuera, al menos si dependes de Sony. El mítico estudio Psygnosis, responsables de la saga Lemmings, acabó cayendo en manos de Sony y renombrándose como Studio Liverpool. Durante ese tiempo se encargaron de los videojuegos de la franquicia Fórmula 1 y también de las entregas de la saga futurista Wipeout, pero nada de ello fue suficiente para salvarse.

Maxis Emeryville

Existen pocas sagas de videojuegos más reconocidas y queridas que Los Sims. Sus responsables siempre han sido la gente de Maxis, un estudio con largo recorrido que, sin embargo, vio cómo en el año 2015 Electronic Arts cerraba su estudio en Emeryville y les obligaba a trabajar desde otras sedes. Los Sims siguen vivos, pero Maxis tal y como la conocíamos murió hace un par de años. Una auténtica lástima para los aficionados.

Guerrilla Cambridge

Uno de los cierres más recientes e impactantes en Sony se produjo cuando saltó la noticia de Guerrilla Cambridge. El estudio desarrollador de Killzone: Mecenary y RIGS: Mechanized Combat League fue anteriormente conocido como SCE Cambridge y fue el responsable de la legendaria saga MediEvil. Nada de ello les sirvió para mantenerse con vida, a pesar de haber cuajado obras que serán recordadas por siempre.

Cerrar