Cara a cara: comparativa de características de PlayStation 5 y Xbox Series X

Una comparativa de CPU, GPU, disco duro y sí, TFLOPS.

Xbox frente a PlayStation

Mark Cerny protagonizó una peculiar charla técnica de PlayStation 5 ayer, miércoles 18 de marzo, con bastantes detalles sobre la nueva consola de Sony. Uno de los cerebros del hardware de la next-gen de la compañía dirigió una conferencia digital repleta de datos sobre discos duros, tasas de transferencia y retrocompatibilidad que fueron complementados con la liberación de los datos técnicos de PS5. Ya conocemos sus características, su CPU, su GPU, su RAM, su disco duro SSD y más, y es el momento de ver cómo queda el hardware de PS5 frente al de la titánica Xbox Series X.

Una comparativa sencilla para que podáis ver las diferencias entre ambas plataformas y los puntos fuertes y flacos de cada una frente a la otra. Llama poderosamente la atención cómo Microsoft ha marcado las distancias con una Xbox Series X que, por el momento, no parece tener rival en cuanto a potencia bruta y rendimiento; aunque también hay que destacar cómo se dice de PS5 que su optimización ha sido calculada al detalle para evitar cualquier cuello de botella. Pero vamos a ver lo que habéis venido a ver: los números.

Comparativa de SPECS de PlayStation 5 vs Xbox Series X

Vamos a ver las características principales de cada plataforma a continuación, comenzaremos listando las características completas de Xbox Series X, reveladas recientemente por los de Redmond. Después, pasaremos a ver qué ofrece PS5 en cuanto a números y repasaremos las claves que las diferencian en la carrera de la next-gen que arranca a finales de año.

Características técnicas de Xbox Series X

xbox series x

12 TFLOPS, esa es la cifra que se ha repetido por activa y por pasiva cuando se ha hablado de las características de Xbox Series X. El hardware preparado por Microsoft es una auténtica «bestia parda» en lo que a consolas respecta. Una máquina de lo más potente y capaz, que promete traernos auténticas sorpresas con los videojuegos que vaya lanzando al mercado. Sus características técnicas son las siguientes:

  • CPU: AMD Zen 2 Custom con 8 núcleos a 3,8 GHz (3,6 GHz con SMT).
  • GPU: RDNA 2 Custom con 52 CUs a 1,825 GHz. 12 TFLOPS.
  • Memoria: 16 GB GDDR6 || 10 GB @ 560 GB/s + 6 GB @ 336 GB/s.
  • Almacenamiento: SSD NVMe Custom de 1 TB.
  • Velocidad I/O: 2,4 GB/s en bruto, 4,8 GB/s para datos comprimidos.
  • Expansión de almacenamiento: tarjetas de expansión de 1 TB (sistema personalizado).
  • Almacenamiento externo: Soporte para HDD estándar por USB 3.2.
  • Unidad óptica: Blu-Ray 4K UHD.

Características técnicas de PlayStation 5

ps5 diseño conceptual

La cifra de los TFLOPS de PS5 es de 10,28, según los datos recogidos por Digital Foundry. El interior de la consola de Sony sigue unos pasos muy parecidos a los de XSX, con una diferencia de capacidad para el disco duro de unos 175 GB, una CPU menor en velocidad y una GPU que tiene menos Unidades de Cómputo (CU), pero cada una de ellas trabaja a una frecuencia con 400 MHz por encima de las de Xbox. A continuación, los números:

  • CPU: AMD Zen 2 Custom con 8 núcleos a 3,5 GHz (frecuencia variable).
  • GPU: RDNA 2 Custom con 36 CUs a 2,23 GHz. 10,28 TFLOPS.
  • Memoria: 16 GB GDDR6 con bus de 256 bits @ 448 GB/s.
  • Almacenamiento: SSD Custom de 825 GB.
  • Velocidad I/O: 5,5 GB/s en bruto, 8-9 GB/s para datos comprimidos.
  • Expansión de almacenamiento: Puerto NVMe SSD.
  • Almacenamiento externo: Soporte para HDD estándar por USB.
  • Unidad óptica: Blu-Ray 4K UHD.

PS5 vs Xbox Series X – Conclusiones

Microsoft detalla las especificaciones de Xbox Series X

Ahora sí, vamos a entrar un poco más en detalle. Viendo los datos tanto de CPU como de GPU, queda más que claro que Xbox Series X se adelanta con diferencia a lo que ofrece el hardware de PlayStation 5. La consola de Microsoft va con todo en potencia bruta, lo que más que probablemente le sirva para trabajar mejor el apartado visual y conseguir unos acabados realmente sorprendentes en los futuros videojuegos. Sin embargo, en Sony no han querido quedarse demasiado atrás en el rendimiento de su GPU, apostando por «dopar» cada CU de la gráfica para darle más potencia a pesar de haber una menor cantidad en total. Debemos recordar que un CU es un grupo de núcleos de una GPU que se encarga de realizar labores comunes de renderizado. A mayor cantidad, más facilidades para trabajar con escenas más complejas; a mayor velocidad, más facilidad para mejorar el rendimiento, aunque con menos carga visual.

Por otra parte, el apartado de la memoria es uno bastante particular, y que obliga a pensar en una solución alternativa en el caso de Xbox Series X. Los de Microsoft han apostado por fraccionar la memoria gráfica y de trabajo en general con 10 GB a una frecuencia de 560 GB/s y 6 trabajando a 336 GB/s. En cambio, PlayStation 5 cuenta con 16 GB también GDDR6, pero todos ellos trabajando a 448 GB/s. Curiosamente, esta cifra es la media de las velocidades de la memoria de Xbox Series X, aunque no deberían ofrecer el mismo rendimiento.

En el momento en el que haya que cargar grandes texturas en 4K o muchos más elementos en la memoria, lo habitual es que el equipo se acabe amoldando a la velocidad más baja de su memoria para evitar fallos de cálculo y de transferencia de datos. Esto quiere decir que si, por ejemplo, XSX necesita dibujar una escena en la que tenga que usar más de 10 GB de memoria, toda la transferencia de los datos necesarios para que trabaje la GPU se ceñirá a esos 336 GB/s, algo que daría delantera a los 448 GB/s de PS5. No obstante, Microsoft asegura haber trabajado en una solución especial para esto, una que descubriremos cuando se acerque el lanzamiento.

El último punto a tratar es la tasa de transferencia de entrada y salida para el sistema de almacenamiento. Sony ha hecho mucho hincapié en el potencial de su disco duro SSD y en las enormes velocidades de transferencia de su sistema, y los datos lo reflejan. Trabajando con archivos en bruto (RAW), alcanza unas tasas de 5,5 GB/s, mientras que XSX se queda en 2,4 GB/s. Esto adelanta diferencias en los tiempos de carga, aunque seguimos hablando de unas velocidades bestiales en ambos casos. Las cifras se elevan todavía más cuando hablamos de datos comprimidos, dejando claro que, aquí, Sony ha querido volcarse por completo para coger la delantera.

En definitiva, tanto PS5 como Xbox Series X traen una evolución total en materia de hardware con respecto a la generación actual. Aunque, en el fondo, todos sabemos que lo importante acaba siendo la combinación de catálogo y servicios. Microsoft tiene en XSX a una máquina realmente potente y muy por encima de PS5 en muchos aspectos, no obstante, Sony también ha querido equilibrar la balanza con una máquina que promete ser muy eficiente. Veremos cómo se desarrolla la next-gen; pero, sobre todo, esperamos que este nuevo hardware sirva para traer experiencias sobresalientes independientemente de la plataforma en la que vean la luz.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar