La compresión de texturas de Xbox Series X apunta a ser mejor que la de PlayStation 5

BCPack contra Kraken. No es una batalla de monstruos, sino de sistemas de descompresión.

captura de la presentación de Xbox Series X

Con la recientes presentaciones realizadas por Microsoft y Sony, ya conocemos las características técnicas de PS5 y también las características técnicas de Xbox Series X. La nueva generación de consolas llega con dos hardware titánicos, entre los que comienza a destacar XSX por tener unos números mayores. Mucho se ha hablado estos días de las velocidades de lectura y escritura de la consola de Sony, y de cómo adelanta a la de Microsoft en ciertos aspectos; no obstante, también hay otros en los que XSX toma la delantera frente a PS5, y no, no son solo los TFLOPS.

Richard Geldreich, antiguo miembro de Ensemble Studios y de Valve, ha querido hablar de uno de los sistemas de Xbox Series X, BCPack. Este se trata, ni más ni menos, que del sistema de descompresión de texturas diseñado por Microsoft para su nueva consola. Geldreich asegura que se trata de uno de los ases en la manga de los de Redmond para su hardware, algo lógico dado que su consola posee una memoria a diferentes velocidades, cosa que podría traer problemas a la hora de cargar texturas de gran tamaño. Preguntando a James Stanard, uno de los miembros del departamento de I+D de Microsoft, ha revelado detalles interesantes sobre este mecanismo.

Como explica Stanard en Twitter, ahora han conseguido una mayor compresión de las texturas, lo que permite trabajar con unas de mayor calidad y tamaño sin que se saturen los canales de entrada y salida de información. La diferencia con PS5, como señala Geldreich, es que «Kraken (en PS5) es un sistema de propósito general, no está diseñado explícitamente con los datos de textura en mente. Lo que Microsoft ha diseñado está especialmente diseñado para ‘partir la pana’ con los datos de texturas».

Los interesados pueden ver mucha jerga técnica al respecto en el hilo de Geldreich en Twitter. El ex de Valve deja claro que es algo realmente importante, y que Microsoft tiene la información al respecto blindada con acuerdos de confidencialidad «por buenas razones». Sea como fuere, queda más que claro que la next-gen va a sorprendernos y que PS5 y Xbox Series X van a tener características mejores o peores la una frente a la otra.

¿Cuándo veremos los primeros juegos next-gen de verdad?

Estas semanas internet se está llenando de comparativas PS5 vs Xbox Series X y mucha charla técnica sobre características, velocidades, TFLOPS, texturas, Krakens y mucho más; pero el debate real sobre la nueva generación se tiene que trasladar a los videojuegos. Por el momento, no hemos visto ningún título que muestre el poderío del nuevo hardware realmente, aunque sí hemos tenido pequeñísimos adelantos como el de Godfall.

Queda por ver cuándo Microsoft y Sony hacen las presentaciones pertinentes para mostrar catálogo y revelar lo que la nueva generación puede traer con sus consolas. Las nuevas experiencias de juego, los precios de salida, el ecosistema de plataformas… Todo eso es lo que de verdad importa, y lo que necesitamos conocer para ver hasta qué punto la next-gen trae un cambio o no a nuestros hogares.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar