Consejos para elegir una buena contraseña para tus cuentas

¿Desea usted iniciar sesión en PlayStation Network? Introduzca su contraseña. ¿Quiere usted acceder a su cuenta de Xbox Live? Introduzca su contraseña. ¿Está seguro de que quiere comprar esta aplicación en App Store? Introduzca su contraseña.

Ya sea para mirar el correo, entrar en Facebook o realizar compras a través de internet, siempre necesitaremos un nombre de usuario y una contraseña. Muchos de vosotros, para evitar confusiones, utilizáis la misma en todos lados, pero debéis saber que no es algo muy seguro.

Gracias a una de nuestras AlfaBetaJugonas, nuestra amiga Ylka Tapia @Malalua, hemos dado con una serie de recomendaciones que ofrece la Oficina de Seguridad del Internauta que debemos tener en cuenta a la hora de elegir nuestra contraseña,“la única barrera existente entre nuestra información y los ciberdelincuentes”, por lo que debemos andarnos por mucho ojo para evitar que personas no autorizadas accedan a nuestros datos personales. Máxime cuando cualquiera puede acceder a prácticamente cualquier plataforma desde cualquier ordenador.

De ahí que lo primero que debemos hacer en los lugares que nos dan una contraseña predeterminada es cambiarla. Es aterradora la cantidad de internautas que todavía conservan el tradicional ‘1234’…

Seguid leyendo en las siguientes páginas

 

 

Nunca debemos incluir nuestro nombre real ni nuestro nick en la contraseña. Sobre todo, porque aparecen en vuestro usuario y son de dominio público. Por eso, en el caso de que os llaméis Juan, no es recomendable contraseñas del estilo ‘JuanSanchez’ o ‘JuanColchonero’.

Las fechas de nacimiento o de determinados eventos significativos en vuestras vidas tampoco son aconsejables. Uniéndolo con la anterior recomendación, nunca se os ocurra establecer como contraseña ‘Juan1986’. Ambos datos están a la vista de todos y cualquiera podría probarlos ‘a ver si cuelan’.

Una de las cosas más fastidiosas para los internautas es recordar las contraseñas usadas en los distintos portales. Por eso una de las tácticas más empleadas es utilizar la misma contraseña en todos. Esto es un grave error. ¿Qué podría pasar si alguien averigua vuestra contraseña? Ya os podéis imaginar el caos que eso supondría… Y no, tampoco es recomendable usar la misma contraseña, pero con pequeñas variaciones.

 

 

Por último, habréis de evitar emplear palabras existentes en diccionarios. Aunque pueda parecer sorprendente, las aplicaciones destinadas a adivinar contraseñas suelen usarlos para conseguir su objetivo. ‘Fiduciario’, por extraña que pueda parecer la palabra, está en el diccionario y no es una buena contraseña.

Por cierto, además de proteger el acceso a nuestras cuentas, también deberíamos proteger el acceso a nuestro ordenador. Sobre todo si tienes todas tus contraseñas guardadas en el navegador de internet. No vale de nada seguir las anteriores recomendaciones si cualquiera que encienda vuestro PC las tiene al alcance de su mano…

Cerrar