Construir la ciudad de Dishonored ha costado 3 años

Dishonored es una de las licencias inéditas más esperadas y con mayores espectavias que tenemos los jugones este año. Un juego de acción de mundo abierto ambientado en una ciudad clásica con toques tecnológicos.

Pues resulta que construir Dunwall, la ciudad en la que transcurrirá todo el juego, ha llevado un desarrollo de más de tres años, según ha confirmado Viktor Antonov, director de diseño del juego, durante una charla del encuentro Develop.

Sin embargo, despeja las dudas que os puedan surgir, socios: "no se trata de cantidad, sino de calidad y densidad en la experiencia. Tenemos un mundo que ha sido hecho a mano. Cada detalle, cada salida de humos, cada farola, tiene un sentido y una historia detrás. Todo obedece a las reglas del dios del mundo del juego".

Y por supuesto, después de lanzar este recadito: “no hay muchas ambientaciones bien hechas en la ciencia ficción actual”, ha comentado que las dos grandes influencias en la arquitectura del juego han sido las magníficas películas Metrópolis y Blader Runner.

Publicaciones relacionadas

Cerrar