Construye su propia versión de la GameCube Mini funcional al 100%

El cubo morado se reduce a la mínima expresión para disfrutar de varios de los mejores juegos de Nintendo.

GameCube Mini

El talento de los usuarios es algo que jamás dejará de asombrarnos. Las consolas retro y mini están siendo el producto más codiciado de muchos jugadores, tanto, que los hay que se ponen manos a la obra para hacer sus propias versiones de consolas en miniatura para disfrutar del juego allá donde quieran. Así llegamos a la historia de Madmorda, que ha creado una GameCube Mini totalmente funcional.

No es la primera vez que vemos una versión en miniatura de esta consola; pero sí es la primera que nos encontramos ante la GameCube más pequeña del mundo. En los dos vídeos que esta «manitas» ha publicado, podemos ver cómo es su tamaño en comparación con la original, teniendo que sustituir los puertos para mandos de GC por unos jack de auriculares para usar adaptadores. De hecho, para acompañar bien, ha creado también unos pad de GC en miniatura, ideales como llavero para jugar.

Te recomendamos | Un jugador crea un adaptador para ocho mandos de GameCube en Nintendo Switch

Lo más interesante de todo esto es que Madmorda no ha recurrido a una Raspberry Pi ni a nada por el estilo. Lo que ha hecho ha sido extraer la circuitería de una Wii y modificarla para encajar en esa caja tan pequeña. Una muy buena maniobra, ya que esta consola era retrocompatible con GC, y además garantiza un rendimiento perfecto al contar con una CPU y una GPU más potentes.

Una propuesta de lo más original e interesante, como también con mucho mérito. Los mandos son tan pequeños que son inutilizables, pero son totalmente funcionales, y la consola cabe perfectamente en un bolsillo, además de ser compatible con los mandos originales de GameCube a través de adaptadores. Sin duda, una enorme labor de ingeniería que bate récords por su tamaño.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar