Contemplad la belleza del Macintosh más pequeño del mundo

Si queréis triunfar ante las visitas siempre queda bien acudir a las réplicas en miniatura. Ya sea maquetas o pequeñas esculturas, las reproducciones a escala tienen ese algo que nos hace tilín y que despierta nuestro interés. Pero ¿qué diríais si alguien os trajese en la propia palma de su mano una reproducción de un ordenador Macintosh de Apple que además fuese plenamente funcional? Bueno, no plenamente ya que, como es obvio, no leería sus discos, pero por lo demás sería como el que os traemos junto a estas líneas, el ordenador Macintosh más pequeño del mundo.



Esta encantadora obra de arte ha sido elaborada por John Leak, un hombre que es todo un dios con sus manos y que muestra orgulloso su resultado en la web RetroMacCast, y hasta en vídeo y todo para que lo podáis ver en acción. El secreto de esta réplica a escala 1:3 de un Macintosh real es que en su interior alberga una placa Raspberry Pi conectada a una pantalla LCD de 3,5 pulgadas de 320×200 píxeles de resolución. Pero a diferencia de su encarnación original, este Mac sí tiene puertos USB, Ethernet y HDMI a los conectarse, además de la posibilidad de poder comunicarse con otros dispositivos por Bluetooth. En la redacción queremos cuatro o cinco iguales por cabeza y otros tantos para regalar a amistades. No diréis que no ha quedado cuco, ¿eh?

Publicaciones relacionadas

Cerrar