La posibilidad de que PlayStation 5 y Xbox Series X retrasen su lanzamiento comienza a cobrar fuerza

El impacto del Coronavirus puede dejar su huella en el arranque de la next-gen.

PS5 Xbox Series X Coronavirus

Ya es imposible negar lo evidente. El COVID-19, más conocido como Coronavirus, está dejando una clarísima huella en la industria del videojuego. La cancelación de varios eventos importantes ha tenido su guinda final con el anuncio de la cancelación del E3 2020, todo un hito en la historia de la industria que ahora podría dar un paso más. Y es que la situación que se está viviendo en todo el mundo a causa de la pandemia cada vez deja más claro que puede haber un retraso en el estreno de PlayStation 5 y Xbox Series X.

Con cada vez más casos de contagio incluso dentro de la industria, el impacto del coronavirus en la next-gen cada vez es más plausible. Según la firma DFC Intelligence, especializada en estudios de mercado, la posibilidad de un retraso es casi absoluta. El equipo ha publicado un informe en Forbes en el que subraya que las navidades de 2020 pueden no ser ya la fecha de lanzamiento de PS5 y la nueva Xbox.

Xbox Series X y PS5

Según los analistas de este grupo, «el Coronavirus probablemente tenga un gran impacto a corto plazo en el lanzamiento de ambos sistemas«. Indican que hay una «fuerte probabilidad de que uno o ambos sistemas no logren lazarse en 2020». De hecho, en el caso de que logren igualmente salir a la venta cuando tenían estipulado, «los suministros se verán restringidos y el precio inicial podría ser mayor de lo esperado».

Con el precio de la next-gen siendo todavía una gran incógnita, a pesar de los rumores que van llegando, puede que tanto Microsoft como Sony se vean en la obligación de elevar las cifras de venta para poder suplir el aumento de costes tanto de componentes como en la fabricación. Y es que no debemos olvidar que China ha sido la principal afectada por la pandemia, algo importante dado el papel que tiene a día de hoy como país de fabricación en todo el mundo.

Un impacto ya previsto para la next-gen, pero también beneficioso en ventas

Las palabras de DFC Intelligence se alinean con las de Daniel Ahmad, analista que predijo que la extensión del coronavirus podría ser peligrosa para la nueva generación si se prolongaba hasta el periodo de abril-mayo. Volviendo a esta firma analista, también han logrado extraer la cara positiva de todo esto, y es que prevén que la demanda sea más elevada que nunca: «La buena noticia es que la demanda de los consumidores probablemente sea más alta que nunca. Sobrepasará de lejos los suministros y, en el largo plazo, esto podría aumentar las ventas totales».

Lo que queda claro es que la incertidumbre del panorama económico actual va a dejar secuela en la nueva generación. Aunque se prevea un anuncio a corto plazo para PlayStation 5 y novedades sobre Xbox Series X pronto, o aunque la situación global se estabilice rápidamente, «la posibilidad de fabricar y lanzar un nuevo sistema puntero ya ha recibido un fuerte impacto», señalan desde DFC Intelligence.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar