Counter-Strike: Global Offensive tiene extrañas leyes físicas

Counter-Strike: Global Offensive tiene extrañas leyes físicas

La física y los videojuegos. Vaya pareja de baile, amigo lector. A veces recrear el comportamiento de un sólido tal como se daría en el mundo real dentro de uno virtual no es moco de pavo. Suele ser, de hecho, uno de los quebraderos de cabeza a los que todo diseñador ha de enfrentarse, especialmente en entornos tridimensionales realistas. Como los escenarios de Valve incluidos en Counter-Strike: Global Offensive, que parecen sacados de la vida real. Solo que en la vida real no pulula por ellos gente disparando desde su propia cara.

Porque esta es precisamente una de las extrañas acciones que se pueden observar en el famoso FPS y que conviene tener en cuenta a la hora de jugar si quieres dominar Counter-Strike: Global Offensive. Para acostumbrarnos a estos extraños caprichos antinaturales, el usuario 3kliksphilip nos trae este vídeo con varios consejos. Primero, la prueba fehaciente de que los contendientes del juego disparan por los ojos, pero además observarás cómo las armas pueden atravesar paredes y delatar tu posición, cómo las esquinas son el peor lugar posible para buscar cobertura, que los pollos también pueden actuar como chivatos o cuál es la mejora manera de andar y moverte tanto si vas a plantar una bomba como a desactivar una. Con estos consejos, ni siquiera un mundo con la física patas arriba se resistirá al plomo de tus cañones. O de tus ojos. ¿Se te da bien Counter-Strike: Global Offensive?

Publicaciones relacionadas

Cerrar