Crash Bandicoot es incluso más difícil que Dark Souls

Crash Bandicoot no es como Dark Souls, es más difícil

Tan solo lleva unos días entre nosotros y Crash Bandicoot N. Sane Trilogy ya se ha convertido en uno de los grandes lanzamientos de este 2017. La nostalgia ha jugado un papel fundamental en estos remakes de Activision y Vicarious Visions. Lo que muchos no esperaban es que uno de los héroes de su infancia o juventud fuera tan condenamente difícil. Porque sí, Crash Bandicoot es un juego muy duro en muchas ocasiones.

Los títulos desarrollados por Naughty Dog, especialmente el primero, requieren precisión y mucha habilidad, a lo que hay que añadir que muchos llevábamos más de veinte años sin jugarlos. Es por ello que en la red de redes han comenzado a brotar cientos de comentarios que comparan a Crash Bandicoot con la saga Dark Souls de From Software. La broma ya no tiene gracia y lo cierto es que son juegos incomparables.

De hecho, la dificultad de Crash es mucho mayor que la de Dark Souls. Necesitamos precisión, habilidad y acostumbrarnos a un tipo de juego con el que la mayoría ya no estamos familiarizados. Es cierto que los Souls pueden parecer duros de entrada, pero cualquier que conozca los pads actuales y tenga voluntad puede ir superando los desafíos sin problemas. Sacar el cien por cien de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy con los mejores tiempos en los contrarreloj no está al alcance de todo el mundo.

Cerrar