Crean una réplica gigante del mando de NES

Si tenéis intención de viajar a Londres en un futuro cercano, no dejéis de pasar por la estación de ferrocarril de Liverpool Street de la capital inglesa, porque os encontraréis con un objeto poco peculiar: una réplica gigantesca del mando de NES que funciona perfectamente.

El mando, bautizado como “NEStalgia”, y que ya forma parte del Libro Guinness de los récords como el más grande del mundo, mide más de tres metros y pesa 114 kilos, lo que nos da una idea de su magnitud. No en vano, sus creadores, tres estudiantes de ingeniería, han tardado cinco meses y  unas 4.000 libras esterlinas para poder llevar tan titánico proyecto a cabo. Eso sí, no creáis que jugar con él es fácil, porque se necesita, como mínimo dos personas dispuestas a dejarse los brazos en el intento.

Publicaciones relacionadas

Cerrar