Crítica Capitán América: Civil War: ¡Ya la hemos visto!

Crítica Capitán América: Civil War: ¡Ya la hemos visto!

Este viernes 29 de abril se estrena en las carteleras españolas la película Capitán América: Civil War, de nuevo dirigida por los hermanos Joe y Anthony Russo, que ya sorprendieron a crítica y público con la magnífica Capitán América: El Soldado de Invierno. Al espectacular reparto de las anteriores entregas se unen casi el cásting completo de los Vengadores, en este thriller de acción que podría definirse como Los Vengadores 2.5.

Así pues, Capitán América: Civil War cuenta en su reparto con Chris Evans (Rompenieves), Robert Downey Jr. (El Juez), Scarlett Johansson (Ghost in the Shell), Daniel Brühl (Rush), Elizabeth Olsen (Godzilla), Paul Rudd (Ant-Man), Jeremy Renner (Misión Imposible: Nación Secreta), Martin Freeman (El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos), Chadwick Boseman (I Feel Good – La Historia de James Brown), Sebastian Stan (Marte), Anthony Mackie (Triple 9), Don Cheadle (Iron Man 3), Emily VanCamp (Revenge), Paul Bettany (Mortdecai), Frank Grillo (Anarchy: La Noche de las Bestias), Tom Holland (En el Corazón del Mar), Leslie Bibb (Don Verdean), Marisa Tomei (Spider-Man: Homecoming) y William Hurt (El Increíble Hulk), entre otros.

Después de que otro incidente internacional involucre a Los Vengadores, tras los desastres de Nueva York, Washington y Sokovia; la producción de daños colaterales provoca un aumento de las presiones políticas para decretar un sistema que exija más responsabilidades a los superhéroes. De esta forma, Los Vengadores deberán decidir si aceptan ser controlados por las Naciones Unidas. Pero enemigos y aliados del pasado provocarán que la decisión divida al grupo y que deban enfrentarse para evitar consecuencias mayores.

En el universo cinematográfico compartido de Marvel, las películas de Los Vengadores sirven para unir a todos sus héroes, mientras que el resto funciona con los personajes en solitario, aunque puedan contar con colaboraciones de otros héroes. Sin embargo, esta tercera entrega de Capitán América se ha convertido en un evento especial, puesto que no sólo cuenta con prácticamente todo el reparto de Los Vengadores: La Era de Ultrón, sino que al igual que hiciera Capitán América: El Soldado de Invierno, vuelve a poner patas arriba el universo Marvel.

Para ello, la cinta de los hermanos Russo absorbe todo lo esencial de las Fases 1 y 2 de Marvel Studios, aunque vuelve a repetirse la dinámica de presentar las cintas sin una continuación cronológica absoluta, es decir, que entre las películas siempre hay huecos e historias no mostradas, aunque algunas las explican y otras se dejan en el aire. Sin embargo, lo que sí es palpable es la gran virtud en la dirección y el manejo de la acción de los hermanos Russo.

De este modo, Joe y Anthony Russo evidencian no sólo que el gran nivel demostrado en Capitán América: El Soldado de Invierno no fue un "accidente", sino que son los candidatos ideales para exprimir al máximo esa gran y espectacular epopeya que será Los Vengadores: Infinity War. Esto es debido a que como poco directores del universo Marvel, estos hermanos curtidos en la televisión son posiblemente el mejor fichaje del estudio, dado que saben presentar películas únicas en equilibrar el drama, la acción, el thriller y la comedia; sin que ninguna de las partes esté descompensada o eclipse al resto.

Aunque no tan transcendental como en la segunda entrega, la nueva película de Capitán América vuelve a servir como un punto de inflexión en el universo compartido, que afectará tanto al cine como a la televisión (especialmente a Agentes de SHIELD). De esta manera, los hermanos Russo nos regalan una historia más oscura y madura, que se apoya en la presentación ya hecha de los personajes para exponer directamente la trama, que aunque cuenta con muchos personajes, se centra principalmente en las perspetivas de Steve Rogers y Tony Stark.

Así las cosas, la cinta prosigue la línea más dramática y realista impregnada por El Soldado de Invierno, donde expone un conflicto entre los protagonistas más serio y coherente del que se deja intuir en el tráiler, dado que ahí parecía más bien una "Friend War", mientras que en el contexto de la película todo cobra más sentido, permitiendo entender el transfondo que provoca esa trágica guerra civil entre amigos.

Con una gran coherencia dramática y unas escenas de acción espectaculares, la cinta también se nutre de las sorpresas que aportan las nuevas incorporaciones, así como todos los diálogos cómicos y chistes que refrescan al espectador de tanta tensión y acción. Quien creía haber visto ya todo sobre Spider-Man, descubrirá el refrescante lavado de cara que le han aportados los hermanos Russo y Tom Holland.

A pesar de la extensa duración, Capitán América: Civil War se deja atrás algunos detalles, como son el desarrollo de algunos personajes que merecían una presentación o desarrollo más elaborados, y que quedan en un plano muy reducido, absorbidos por el conflicto principal, como son los casos de Martin Freeman y Emily VanCamp, que tienen menos peso en la trama del esperado en un principio. Mención aparte merece el papel de Daniel Brühl, cuya maquiavélica intervención puede ser sorprendente, pero en nada se parece a su versión comiquera. Aunque más de lo mismo puede decirse de la cinta en su conjunto, puesto que del cómic de Mark Millar, sólo coge el título, el Acta de Registro (que sólo afecta a Los Vengadores) y dos o tres detalles más que no revelaremos por motivos de spoilers.

Junto a esto, nos encontramos ante un Tony Stark más taciturno, así como menos divertido e irónico que de costumbre, que se suma a una leve evolución de otros personajes como Visión y Bruja Escarlata, presentados en Vengadores: La Era de Ultrón, pero que siguen sin acercarse a lo esperado para unos personajes tan jugosos. Sin embargo, sí resultan un gran acierto las incorporaciones de Spider-Man y Pantera Negra, que le dan más amplitud a la variedad de poderes, caracterísiticas y rangos de edad de los personajes.

En resumen, nos encontramos ante una película que perfectamente entra en el Top 5 de Marvel Studios, aunque sigue estando levemente por debajo de otros títulos como Los Vengadores, Iron Man, Capitán América: El Soldado de Invierno y Guardianes de la Galaxia. Aún así, Marvel sigue apretando la maquinaria y regalando al espectador aventuras espléndidas, repletas de humor y acción; así como también la demostración de que las películas de superhéroes pueden ser un género serio, y que para lograrlo no tiene que estar cubierno de oscuridad para presentar una historia dramática sólida.

Por último, la segunda escena después de los créditos solamente se verá en las salas de cine, debido a que por ser un gran spoiler no han querido que se pudiera filtrar antes del estreno y no se ha emitido. Así pues, resulta de obligado cumplimiento (más que nunca) quedarse en las salas de cine para ver qué nos ha guardado Marvel Studios para la recién empezada Fase 3.

Publicaciones relacionadas

Cerrar