Crítica de La Quinta Ola: ¡Ya la hemos visto!

El viernes 22 de enero se estrena en las carteleras españolas la película La Quinta Ola, superproducción protagonizada por Chloë Grace Moretz (The Equalizer) y dirigida por J Blakeson (La desaparición de Alice Creed). La cinta adapta el libro de Rick Yancey y también cuenta en su reparto con Nick Robinson (Jurassic World), Alex Roe (Rings), Liev Schreiber (X-Men Orígenes: Lobezno), Maika Monroe (It Follows), Gabriela Lopez (Coffee Shop), Lindsey Elizabeth (El Viaje Más Largo), Maggie Siff (Sons of Anarchy), Michael Beasley (Dos Buenos Tipos), Oona Laurence (Southpaw), Geoffrey Kennedy (Random Stop) y Matthew Zuk (Manson Girls).

Tras una planificada invasión extraterrestre de la Tierra en la que con cuatro oleadas han conseguido exterminar a prácticamente toda la Humanidad, la joven Cassie Sullivan (Chloë Grace Moretz) deberá encontrar a su hermano pequeño antes de que los alienígenas lancen La Quinta Ola, que podría significar la extinción total de la especie humana.

La Quinta Ola es el nuevo intento de Hollywood de nutrir las carteleras de adaptaciones de sagas literarias protagonizadas pro adolescentes. En esta ocasión, la adaptación de J Blakeson de la primera entrega de la trilogía de Rick Yancey intenta comprimir en casi dos horas todos los tópicos y elementos de los que se nutren todas ellas. Así pues, cada ataque alienígena, llamado ola, no deja de ser una pauta con la que imitar los grandes puntales en los que se basan las películas de catástrofes e invasiones extraterrestres; plasmándolos todos de forma consecutiva, mientras pone de protagonista a una aguerrida adolescente que deberá decidirse por el amor de dos apuestos adolescentes.

De esta forma, La Quinta Ola adolece de una falta de imaginación preocupante y enervante para el devorador cinéfilo, que verá cómo se repiten situaciones de otras películas, no sólo las del género adolescente. Por tanto, a pesar de gozar de espectaculares efectos especiales, la cinta no deja de ser un tedioso refrito que busca exprimir la idea de Hollywood de que cualquier libro es adaptable al cine, y que cuanto más se sature una historia y más elementos de atracción tenga para el espectador, mejor puede funcionar. Sin embargo, en esta ocasión ocurre justamente lo contrario.

A pesar de la falta de originalidad y frescura de la historia, y sus comparaciones odiosas con otras sagas juveniles como Los Juegos del Hambre, Divergente o la serie Falling Skies, por mencionar algunas; La Quinta Ola puede enorgullecerse de contar con un reparto rebosante de jóvenes talentos que pueden sobrevivir a una saga que seguramente no veamos su continuación, por lo que nos quedaremos con esta lenta introducción que abre las puertas a una segunda parte de la que deja poco argumento atractivo con el que jugar.

Por tanto, dentro de la historia manida y previsible y de secundarios prescindibles como los encarnados por Liev Schreiber, Nick Robinson y Alex Roe, sobresalen la protagonista Chloë Grace Moretz y la secundaria Maika Monroe. La primera ya demostró su talento y carisma encarnando a Hit Girl en la saga Kick Ass. La segunda, cautivó al espectador en It Follows y es una de las futuras actrices en las que fijarse en los próximos años. Ambas encarnan a mujeres fuertes y decididas, que no se dejarán pisotear ni defender por hombres, porque el cine de acción ya ha entendido que las mujeres saben y pueden defenderse solitas, aunque no todas las películas superen el test de Bechdel.

En definitiva, La Quinta Ola es un producto diseñado para adolescentes que sacará de quicio a los amantes de los diferentes géneros de los que se nutre, donde sus giros de guión y sorpresas resultarán absurdos, cuando no previsibles al decaído espectador.

Publicaciones relacionadas

Cerrar