Cuando los videojuegos clásicos se convierten en novelas románticas

Ahora parece que ya no se estilan tanto (o sí, pero se lanzan en otro formato), pero antes había novelas baratas en ediciones de bolsillo pertenecientes al género de la “novela rosa” que hacía volar las fantasías de sus, por lo general, lectoras, fantaseando con ese romance prohibido que las llevase a abrir las puertas del cielo. Entre suspiros y mejillas sonrosadas, los que lo hemos visto desde la barrera nos hemos preguntado alguna vez qué es lo que tienen estos pequeños libritos para levantar pasiones, aunque se vendan a granel y con la etiqueta de subproducto. A lo mejor necesitábamos verlo en nuestro propio lenguaje.

Y precisamente, gracias a estas portadas que nos trae la web Shutterstock, lo vemos algo más claro. Observan lo que podrían ser los juegos clásicos que conocemos y, valga la expresión, amamos si hubieran pasado por las manos de autoras como Corín Tellado. Ved el amor prohibido entre un fontanero y una princesa, o entre otra princesa y un héroe de leyenda. O entre dos luchadores callejeros que son algo más que camaradas. Hasta nuestro admirado Pac-Man tiene una historia con la que encoger nuestro corazón. El artista Echo Chernik nos lanza estas propuestas de lectura ficticia para celebrar el reciente día de San Valentín. Indispensables kleenex y tarrina de helado, cuanto más grande mejor. ¡Ay, ojalá vivan todos felices…! 

Publicaciones relacionadas

Cerrar