Cuando Sleeping Dogs fue cancelado empezó a interesar a mucha gente, según sus creadores

Sleeping Dogs, el juego de mundo abierto ambientado en las Triadas que nos tuvo enganchados el año pasado, tuvo un proceso de creación tremendamente difícil que le llevó a la cancelación. Stephen Van Der Mescht, productor del juego, en una entrevista con la revista EDGE, cuenta cómo consiguieron sacar adelante el juego.

"Hubo mucha gente que se interesó en el proyecto en cuanto Activision lo canceló. Conocíamos a mucha gente, como es evidente, porque habíamos trabajado con muchas distribuidoras y muchos vienieron a conocer tanto el juego como al equipo. Tuvimos que coger el motor gráfico en un momento dado, y hacer algo totalmente distinto. Solo éramos poseedores del motor, no teníamos nada más del contenido, así que llegar a un acuerdo para que pudiéramos sacar adelante el juego fue muy difícil. Activision era propietaria de los materiales".

Y sigue: "De esta forma, poner en marcha un nuevo acuerdo fue increíblemente complejo. No era solo un acuerdo entre dos partes, es decir, nosotros y la distribuidora, sino entre nosotros, la distribuidora y Activision. Los contratos debían salir entre las tres partes para que el juego siguiera adelante. Ha sido la negociación más difícil de la que he formado parte".

Publicaciones relacionadas

Cerrar