Cuando terminas un videojuego cargando una partida antigua

Cuando terminas un videojuego cargando una partida antigua

Cuántas bondades han dejado tras de sí las partidas guardadas, ¿verdad? Se acabaron aquellos tiempos oscuros de tener que dejar la consola encendida rezando por que no saltaran los plomos hasta poder volver a coger los mandos. Desde que se instauraron en los juegos podemos ir a nuestro ritmo, avanzar hasta donde nos apetezca, e incluso aparcarlos, ponernos a otra cosa y retomarlos en el futuro. Lo único es que quizá no es tan buena idea…

El motivo seguro que te ha pasado antes, y es el que cuenta Julia Lepetit en su nueva tira para Dorkly. Quién no ha vivido alguna vez que al volver a cargar un juego del que tiene un gran recuerdo pero que no llegó a terminar, y que puestos a ponerle el broche de oro… resulta que ya le ha perdido el hilo. Puedes terminarlo, sí, ¿pero recuerdas todo lo que has hecho? ¿No te has dejado nada importante? ¿Nada por hacer? Si es que al final, dejarse las cosas a medias no trae nada bueno…

– Vaya, éste sí que era bueno. No sé por qué no me lo había pasado antes.

– Espera.

– ¿Solo he completado un 98%?

– ¡¿Qué es lo que no he hecho?!

Cerrar