Cuatro nuevos videojuegos entran en el Salón de la Fama

Existen muchos indicativos que demuestran que los videojuegos se han convertido en una disciplina cultural respetada y popular, al menos en algunos ámbitos de la sociedad. Una buena muestra de ello es la selección de obras del ocio electrónico que realiza el museo The Strong de Rochester, Nueva York, que cada año elige cuatro nuevos títulos que se unirán al Salón de la Fama, donde solo los más grandes e influyentes videojuegos pueden acabar llegando.

Como ya te explicamos hace algo más de un mes, los doce nominados para acceder al Salón de la Fama 2018 eran los siguientes: Asteroids, Call of Duty, Dance Dance Revolution, Final Fantasy VII, Half-Life, John Madden Football, King’s Quest, Metroid, Minecraft, Ms. Pac-Man, Spacewar! y Tomb Raider. Finalmente los cuatro escogidos han sido Final Fantasy VII, Tomb Raider, John Madden Football y Spacewar!, tal y como indica el portal Polygon.

Todos los ganadores (que se incorporan al Salón de la Fama del mencionado museo) tienen motivos para serlo. Final Fantasy VII es considerado como uno de los mejores videojuegos de la historia, mientras que el enfoque cinematográfico de Tomb Raider le llevó al éxito inmediato. John Madden Football transformó los videojuegos deportivos en Estados Unidos, mientras Spacewar! fue uno de esos primeros grandes pioneros de la industria del ocio electrónico.

Los ganadores de este año se unen, así las cosas, a los otros dieciséis videojuegos que ya formaban parte de la exposición permanente en el Salón de la Fama del museo The Stroong. Estos eran Donkey Kong, Doom, Grand Theft Auto III, Halo: Combat Evolved, The Legend of Zelda, The Oregon Trail, Pac-Man, Pokémon Rojo y Verde, Pong, Los Sims, Sonic the Hedgehog, Space Invaders, Street Fighter II, Super Mario Bros., Tetris y World of Warcraft.

Publicaciones relacionadas

Cerrar