Dark Souls 3 se dejó fuera un detalle escabroso en uno de sus enemigos

Dark Souls 3 se dejó fuera un detalle escabroso en uno de sus enemigos

Dark Souls 3, juego que ha registrado 8 nuevos récords mundiales de una tacada, y cuyos jugadores lo siguen dando todo tiempo después de su lanzamiento, aún se guarda detalles en la manga. Detalles que se quedaron ocultos a los ojos del común de los mortales, pero de los que uno ha salido a la luz recientemente, y no se sabe si hubiera sido mejor que hubiera seguido así, porque es un poco inquietante. Pero qué no lo es cuando están por medio sus horribles monstruos. Pues bien, digamos que uno de ellos, Oceiros, intentaba conciliar su vida familiar.

Oceiros, el Rey Consumido, es uno de los jefes que aguardan en Dark Souls 3 para hacer tabaco a nuestro personaje y mandarlo a la hoguera más cercana sin remilgos. Algo que caracteriza a Oceiros es que, aparte de ser inusualmente parlanchín, acuna a un bebé invisible en uno de sus brazos. Resulta que este bebé no era tan invisible en la versión alfa del juego.

El youtuber Lance McDonald ha mostrado a Oceiros y su bebé, Ocelotte, tal como fueron modelados en un comienzo, dando forma al bebé invisible, pero al mismo tiempo quitándole algo de la ambigüedad que rodeaba al personaje, y es que acunar a un bebé invisible siempre llama la atención. Pero ver al bebé en cuestión es bastante perturbador.

¿Prefires a Ocelotte visible o invisible en Dark Souls 3?

Publicaciones relacionadas

Cerrar