Dark Souls 3: Un glitch permite saltarse la Catedral de la Oscuridad

Dark Souls 3: Un glitch permite saltarse la Catedral de la Oscuridad

En Dark Souls III, como en la vida, el tiempo es oro. No por nada en particular, pero seguro que no le haces ascos a evitarte un poco del genuino castigo que reparte en su saga From Software, especialmente si es para no entrar en la Catedral de la Oscuridad, una zona cuya única razón de ser es albergar una muñeca que es clave para poder entrar en Irythill posteriormente. ¿Es necesario recorrer la Catedral y vérselas con el Sabio de Cristal y el Diácono de la Oscuridad? Pues resulta que no, pero la cosa tiene un poco de truco.

Posibles spoilers de Dark Souls III en este método con el que ha dado PeachyMike y que te contamos además de mostrarte su vídeo. Antes que nada, es necesario el milagro Lágrimas de Negación, para lo cual has de liberar a Irina de su prisión en el Asentamiento de los No Muertos y conseguir el Tomo de Carim en el Camino de los Sacrificios. Cierto, esto hace dar un pequeño rodeo por el Asentamiento, pero el PeachyMike asegura que compensa. Ahora, vamos allá. Has de llegar al lugar que muestra el vídeo, al otro extremos de las Catacumbas de Carthus, y lanzar el milagro en el momento adecuado para aterrizar sobre el árbol que ves. Luego, con un leve movimiento hacia la derecha, el personaje caerá, y por obra y gracia del glitch en cuestión, se fundirá con el terreno atravesando las rocas y el río. Cuando ya estés en Irithyll, puedes salir de la partida y recargar, y el juego te depositará amorosamente sobre lo que antes era terreno prohibido sin la muñeca requerida. ¿Crees que es de utilidad este glitch o prefieres seguir las normas?

Cerrar