Dark Souls 3: Uno de sus grandes misterios, explicado

Dark Souls 3: Uno de sus grandes misterios, explicado

Si estás jugando a Dark Souls 3, y has llegado a las Catacumbas de Carthus, te habrás encontrado con muchos esqueletos. Sin embargo, sólo dos de ellos van pertrechados con unos curiosos sombreros, y no vuelven a aparecer. Todo jugador que se ha enfrentado a ellos se quedado sin saber a qué obedece este nuevo tipo de enemigo.

Sin embargo, esta incógnita ha quedado desvelada por fin, tal y como aparece relatado en este reportaje del portal VG247. De esta manera, estos esqueletos son en realidad Magos Esqueléticos, cuyo poder está unido a unas grandes piedras rodantes formadas por huesos. Cuando les vencemos, éstas colapsan, dejando caer grandes cantidades de botín y, por alguna razón, liberando a un cangrejo gigante. Si bien no es necesario derrotarlos para superar el escenario, los objetos vienen muy bien, y los Magos Esqueléticos no son demasiado complicados de vencer.

Sin embargo, están acompañados por más esqueletos de otros tipos, lo cual dificulta la tarea y puede hacer que desistamos y corramos en dirección a la hoguera más próxima. Si decides, por el contrario, derrotarlos, el reportaje anteriormente mencionado incluye una guía completa de cómo hacerlo. ¿Qué otros enemigos inexplicables te ha encontrado en Dark Souls 3?

Publicaciones relacionadas

Cerrar