David Fincher revela cómo hubiera sido su versión de Spider-Man

David Fincher, director de películas tan valoradas por la crítica y por los espectadores como son El curioso caso de Benjamin Button, Seven, El club de la lucha o más recientemente Perdida, ha realizado recientemente unas sorprendentes declaraciones en las que no sólo desvela que estuvo a punto de dirigir la primera película de Spider-Man para Sony Pictures (antes que Sam Raimi), sino que también aporta abundantes detalles sobre cuál era su propuesta para la película del superhéroe de Marvel Comics. Sin embargo, sus ideas no gustaron a los productores, por lo que decidieron contratar a Sam Raimi (responsable de las tres películas originales, aunque ahora confiese que Spider-Man 3 le parezca "horrible").

En unas recientes declaraciones, el prestigioso cineasta nacido en Denver hace 52 años asegura que Sony Pictures le ofreció adaptar a la gran pantalla la historia de Peter Parker en 1999, pero reacio a la idea de plasmar el origen del personaje durante gran parte del metraje de la cinta, Fincher propuso saltarse esa parte y contar directamente la historia del cómic La noche que murió Gwen Stacy, algo en lo que se negó en rotundo el estudio, [SPOILER] aunque finalmente sí lo haría Marc Webb en The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro [SPOILER].

Según se rumorea, tras dar carpetazo a la saga desarrollada por Sam Raimi y proponerse realizar un reboot de la franquicia, Sony Pictures volvió a tantear a David Fincher, aunque finalmente el puesto de director fue adjudicado a Marc Webb, que por aquel entonces sólo tenía en su filmografía la película (500) días juntos, protagonizada por Joseph Gordon-Levitt, Zooey Deschanel, Chloë Grace Moretz y Clark Gregg en 2009.

De esta forma, el director expone su versión de la historia de Spider-Man que Sony Pictures no le dejó contar y que define como "muy diferente a lo que Sam (Raimi) hizo o le dejaron hacer. Creo que él quería hacer al superhéroe de Marvel Comics, pero yo nunca quise hacer una historia de origen. No estaba dispuesto a contar cómo un tipo había sido atacado por una araña roja y azul; era algo que no podía contar de forma seria. Yo quería empezar con Gwen Stacy y el Duende Verde, y quería matar a Gwen Stacy. Las escenas de títulos de la película iban a ser 10 minutos, con música, en las que con un plano se contase toda la historia de Spider-Man: picado por una araña radiactiva, la muerte de su tío Ben, la pérdida de Mary Jane… Y luego el film empezaría con Peter Parker conociendo a Gwen Stacy. Era algo diferente, no era la historia de un adolescente, sino de un tipo que se acostumbra a ser un bicho raro".

De esta forma, el mismo director que confesó recientemente que encuentra "sosas las películas de superhéroes" se propuso realizar una versión diferente a lo que ya hemos podido ver en la pantalla grande respecto a Spider-Man, que ha tenido dos inicios y en ambos su origen ocupó gran parte de la trama de la cinta. Sin embargo, la idea de Fincher se acercaba más a lo que Marvel Studios hizo con El increíble Hulk o Tim Burton con Batman, es decir, breves flashbacks explicando el origen una vez comenzada la trama. Algo similar es lo que se ha propuesto realizar Marvel Studios con todos sus nuevos personajes de la Fase 3.

¿Qué os parece la visión que tenía David Fincher para Spider-Man? ¿La hubierais preferido a la de Sam Raimi y Marc Webb? 

Publicaciones relacionadas

Cerrar