Days Gone es una historia de supervivencia, no de salvar a la humanidad

Aunque el misterio es algo que siempre ha caracterizado todo lo que rodea a Days Gone; pero, afortunadamente, en esta recta final que nos está llevando al E3 2018, sus responsables están soltando grandes pinceladas de información sobre todo el título. Su fecha de lanzamiento sigue siendo un misterio, eso sí, aunque por los indicios que han ido soltando a través de listados oficiales y demás, debemos ir asumiendo que no disfrutaremos de este mundo repleto de zombis hasta 2019.

¿Zombis? Un primer vistazo hace pensar que lo son y que, de hecho, recuerdan por completo a los de Guerra Mundial Z; pero en realidad esto no son muertos vivientes que se alimentan de cerebros. Como decíamos, poco a poco se va sabiendo más sobre este título, y ya tenemos una serie de datos bastante interesantes sobre el argumento que tiene al motero Deacon como protagonista.

Tal y como ha revelado Bend Studio, este exclusivo de PlayStation 4 ha estado en desarrollo durante 5 años aproximadamente. La idea nació poco después de terminar Uncharted: El Abismo de Oro. Durante todo este tiempo, un equipo de más de cien personas ha trabajado duramente en construir las mecánicas de juego que construyen este mundo en el que tanto se aboga por el realismo; pero también en ese argumento que nos presenta a una humanidad afectada por una pandemia que convierte a las personas en «Freakers».

El origen de todo tiene que ver con un virus creado por una organización, algo bastante tópico, denominada NERO (National Emergency Response Organization). Al parecer, varios años antes de dar comienzo el juego liberaron accidentalmente una sustancia que comenzó a contagiar a seres humanos que, automáticamente, pasarían a convertirse en «infectados», como también se les denomina. Ahora, todas las instalaciones de esta organización han quedado completamente abandonadas.

En base a esto, el papel del jugador aquí no es el de buscar heróicamente una cura con la que remediar esta epidemia global ni revertir un proceso de transformación que afecta a la gran mayoría de personas. ¿Cuál es entonces? Sobrevivir en el más puro sentido de la palabra. Olvidaos de explorar laboratorios secretos o defender a una persona con un anticuerpo. El mundo está colapsado por completo, y hay que hacer lo posible por mantenerse con vida.

Deacon, el protagonista, es alguien que se busca la vida como puede. Cuenta con la compañía de Boozer, un mercenario amigo suyo con el que colabora para cubrirse las espaldas mutuamente; pero no tienen ninguna otra intención más que aguantar cada día que pasa. Siempre en movimiento, sin quedarse más de dos días en un mismo lugar para evitar la amenaza de los Freakers, vagan por el mundo tratando de vivir y resistir a estas criaturas, como también a otras personas con intenciones totalmente hostiles.

Con este sentimiento superviviente siempre presente, nuestro personaje principal puede incluso robar material a su aliado, algo que afectará a la relación entre ambos. Este factor es importante no solo por la cooperación y facilidades que puede brindar el trabajo en equipo, sino también a nivel argumental. Como ya se ha revelado, Days Gone cuenta con varios finales distintos que dependen de las acciones del jugador a lo largo de la historia. Como ejemplo de la libertad de decisiones y su influencia, los desarrolladores hablan de ayudar a alguien herido o dejarlo en un cobertizo con una escopeta para que se defienda de lo que llegue.

Para conocer más de Deacon, Bend Studio ha optado por introducir misiones con flashbacks que sirvan para definir aún más su personalidad y justificar sus acciones, como también para conocer mejor su relación con Sarah, la mujer de la que estaba enamorado en el pasado.

Un hombre dolido por una pérdida en un mundo que parece no tener remedio. Esta es la síntesis del argumento de Days Gone. Habrá que esperar un poco más hasta conocer bien todos y cada uno de los detalles de este juego que sigue haciéndose de rogar en PlayStation 4; pero ya tenemos datos suficientes para hacernos a una idea de lo que nos enfrentaremos a nivel argumental. La pandemia de NERO no es el rompecabezas a resolver, sí lo es el poder aguantar un día más con vida.

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar