Dead Island, prohibido en Alemania

No han trascendido las razones exactas que han motivado la decisión, pero sí su rotundidad: el organismo que regula la distribución por edades de los productos de ocio audiovisual en Alemania ha prohibido la venta o importación de Dead Island.

Este juego, la última –y exitosa- creación de Techland, es un título de acción en primera persona en el que los jugadores deben hacer frente a la amenaza zombi que se ha adueñado del complejo turístico en el que pasaban sus vacaciones; un escenario sangriento cuya crudeza probablemente ha motivado a las autoridades alemanas a decidirse por su prohibición.

Lo llamativo del caso es que ha recibido el calificativo de “List B”, una categorización que –normalmente- se aplica a los producto audiovisuales que muestran torturas extremas nazis. No obstante, desde Techalan declaran que la noticia no les ha sorprendido, sino que ha sido más bien al contrario: "Esto no es inesperado”, han declarado representantes de la compañía. "Alemania tiene regulaciones únicas respecto a videojuegos y violencia, y la industria solo puede quejarse. […] Tanto en Deep Silver (desarroladora del título) como en Techland estábamos advertidos de la posibilidad desde el principio".

Publicaciones relacionadas

Cerrar