Death Stranding trata sobre conexiones, pero no se sabe si son positivas o negativas

Hideo Kojima asegura que todo dependerá del jugador y de sus sensaciones al experimentar la propuesta.

death stranding entorno nevado

Cada vez se van descontando más días en el calendario para que llegue el próximo 8 de noviembre, momento en el que Death Stranding se pondrá a la venta en exclusiva para PlayStation 4. Tras su brillante aparición en el pasado Tokyo Game Show 2019, la nueva obra de Hideo Kojima no para de ofrecer novedades y muchas de ellas llegan de la mano de su propio director. Si hace poco el creativo hablaba sobre la modalidad multijugador, asegurando que no cree que los jugadores realicen malas acciones, ahora deja en el aire la viabilidad positiva de las conexiones.

Y es que si hay algo que ha destacado Kojima desde el inicio del desarrollo es que el tema principal de Death Stranding trata sobre conexiones, aunque ahora ha matizado destacando que, dependiendo del jugador, estas conexiones también pueden ser negativas. «En el juego, la misión es realmente volver a conectar a Estados Unidos nuevamente, pero no he dicho si eso es correcto o no. Cuando juegas y te conectas, hay drama, hay propósitos, hay una historia; empiezas a sentir que la conexión realmente puede ser realmente buena. Pero no digo que sea positivo o negativo conectarse. Realmente depende de los jugadores ver cómo se sienten mientras juegan«, afirmaba Kojima en una entrevista concedida a Game Informer.

Por lo tanto, parece que la libertad de interpretación también será un factor a tener en cuenta para todos aquellos que se enfrenten a la propuesta de Death Stranding, aunque el creativo japonés ya sabe que habrá ciertas voces críticas sobre el título, motivo por el que se ha defendido sobre las acusaciones que lo tildan de ser un walk simulator.

Death Stranding es una metáfora de Estados Unidos y la Unión Europea

No cabe duda de que Death Stranding también tendrá un componente político de lo más interesante y, a este respecto, Hideo Kojima ha destacado que el título es una metáfora de situaciones que se viven en países como Estados Unidos o incluso en la Unión Europea. De este modo, la división del mundo de Death Stranding interpreta movimientos como el Brexit o incluso la política de Donald Trump, para reflejar el delicado momento en el que se encuentra la sociedad en estos momentos. El resultado de todo ello se podrá ver a partir del próximo 8 de noviembre en PlayStation 4.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar