Death Stranding: Guillermo del toro estará presente, pero no interpreta a su personaje

El tiempo sigue pasando y poco a poco vemos y sabemos más sobre Death Stranding, aunque todavía no sepamos nada exacto sobre mecánicas o argumento. Lo nuevo de Hideo Kojima está envuelto en un halo de misterio que todavía no se ha logrado quitar y que tiene a todos los seguidores del creativo en vilo. No obstante, lo que sí está claro es que contará con un reparto de lujo, repleto de figuras importantes dentro del mundo del cine y la televisión, aunque con alguna peculiaridad. Todos sabemos que Guillermo del Toro será un personaje, pero no se interpretará a sí mismo en Death Stranding.

Ha sido el mismo Kojima quien ha hablado sobre ello en Twitter. Tras mostrar varias ilustraciones de personajes diseñados por Yoji Shinkawa, el mismo que consiguió aquel característico estilo en la saga Metal Gear Solid, ha querido detenerse especialmente en la de su amigo del Toro para explicar que su aspecto es lo único que dará al juego.

«Aquí está el personaje de Guillermo del Toro, que fue lo suficientemente amable como para hacer una aparición especial en Death Stranding. Dado que quiero, desde el respeto, dejar que priorice su trabajo haciendo películas, hemos escaneado su cara y su cuerpo en 3D y dejaremos que otros actores se encarguen de su interpretación y su voz.»

Tener una vida tan ajetreada hace que sea difícil compaginar muchos proyectos distintos, incluso cuando son de un amigo. La agenda de del Toro ha hecho que Kojima tenga que buscar esta solución para dar vida a su personaje en el videojuego que está preparando para PlayStation 4. Cuando Death Stranding llegue a nuestras consolas, podremos verlo, y lo reconoceremos; pero ni su voz ni sus gestos serán suyos.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar