Decir que tu padre trabaja en Sony es motivo de baneo en PlayStation Network

Todos hemos escuchado o leído alguna vez la típica broma de «mi padre trabaja en Sony/Microsoft/Nintendo» por las redes, aunque lo más típico siempre ha sido recurrir a ese tío fantasma que nadie conoce pero que tiene un papel importante en una de esas compañías. La historia de Hamad Jalalie es una de esas, aunque esta vez le ha salido el tiro por la culata y le va a complicar las cosas mucho de cara a la próxima vez que quiera jugar online.

Como informan desde Comic Book, este usuario de PlayStation 4 se encontraba en una partida de Fortnite Battle Royale cuando comenzó a burlarse de otro jugador y este le amenazó con dar parte a Epic Games. En respuesta, Jalalie también le amenazó diciendo que su padre trabajaba en Sony y lo banearía. Mentía, pero en cierto modo fue capaz de vaticinar el futuro, ya que la broma le costó cara. Hamad Jalalie recibió posteriormente un mensaje en el que se le informaba de que había sido baneado de PlayStation Network. «Le escribimos para informarle de que su cuenta ha sido bloqueada de forma permanente. Hemos tomado esta decisión en base a su actividad online», reza el comunicado recibido.

En este, posteriormente, se concreta que «fingir ser, o ser capaz de influenciar, un empleado de Sony, de sus afiliados o parte de los asociados third party va en contra de nuestro código de conducta». Debido a esto, al romper las normas que establecen sus políticas de uso, no podrá acceder ni a PlayStation Store ni a otras funciones online de las que dispone la plataforma. Añaden, además, que el departamento de Soporte de PlayStation no puede anular esta decisión tomada por el equipo de moderación.

No parece que haya buen futuro para poner remedio a esta situación, así que probablemente Jalalie tenga que buscarse otro perfil para PlayStation Network si quiere seguir jugando a Fortnite Battle Royale o a cualquier otro título que requiera online.

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar