¿Declarar tu amor a una azafata de videojuegos en pleno evento? ¡Mala idea!

 

El amor surge cuando menos se espera, amigos. Es una máxima de la vida que recientemente ha aprendido dolorosamente un joven en China. Se celebraba el evento de exposición de videojuegos China Joy cuando en el pabellón de la empresa Uuzu, desarrolladora de juegos sociales con sede en Shanghai, se desata un arranque pasional. Una triste, triste historia que nos ofrece Kotaku.

Un espontáneo sube al escenario donde se está llevando a cabo un acto y ni corto ni perezoso hinca su rodilla ante una de las azafatas que allí se encuentra. Su gesto lo acompaña de un curioso obsequio (y de mal gusto, para qué lo vamos a negar…): un ramo con varios billetes de 100 yuans enrollados a modo de claveles, broma que a ojo se estima que le habrá salido por poco menos de unos 300 euros.

Por desgracia para nuestro Romeo chino, la azafata no pareció muy impresionada. En cualquier caso, la seguridad del evento se encargó de retirar rechazado pretendiente, quien seguro que no sentiría tanto los zarandeos como el dolor de su corazón. ¡Oh!. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar