Denunciar los estereotipos de la mujer en los videojuegos por desgracia te puede costar muy caro

Lamentable, socios, sin más. Anita Sarkeesian, una bloguera californiana, empezó una interesante propuesta de financiación por aficionados en Kickstarter en la que pedía dinero para comenzar una serie de vídeos donde se denunciara el carácter machista y los estereotipos sexuales que muy a menudo encontramos en el mundo de los videojuegos.

¿Cómo se lo ha pagado la gente? Con amenazas. El ataque de los trolls (esos indeseables que abundan por la red y cuyo único objetivo es el insulto y la amenaza porque no tienen el valor suficiente para enfrentarse a la realidad) vuelve de nuevo.

Sarkeesian ha recibido amenazas, se han realizado fotomontajes en los que han alterado su objetivo hasta la cota del acoso sexual, e incluso ha aparecido una página en la Wikipedia en la que se meten con ella. Hasta se han realizado ataques de denegación de servicio para que la gente no pueda entrar en su web. Lo peor de todo es que hay un videojuego por la red que consiste en pegarle en la cara mientras se va deformando… Sin palabras

Publicaciones relacionadas

Cerrar