Desalojada una reunión del GamerGate por amenaza de bomba

Cuando algo se va de las manos en Estados Unidos, se va a lo grande. Una reunión de simpatizantes del GamerGate, un movimiento relacionado con la industria y medios relativos a los videojuegos, a los que recriminan prácticas que tachan de poco éticas y controvertidas, se ha llevado el susto del año al tener que salir a toda prisa del restaurante donde se reunían debido a un aviso de bomba. La policía de Washington se encargó del suceso, del que su presunto autor avisó a través de Twitter.

En su tuit afirmaba que había plantado varias bombas en la zona y que las detonaría si la reunión del GamerGate no se disgregraba. Una amenaza bastante enfocada hacia los simpatizantes, y que sería un epìsodio más de un conflicto en el que tanto un bando como otro han usado este recurso del falso aviso de bomba para obligar a las autoridades a tomar parte. Es por ello que los asistentes acusan a los críticos contrarios a los miembros del movimiento GamerGate como facción responsable, unos críticos que tachan a este movimiento de misógino y hostil hacia determinadas minorías como aclara Polygon.

Precisamente, dos de los asistentes más destacados, Christina Hoff Sommers y Milo Yiannopoulos, fueron dos de las voces que, además de reclamar prácticas más éticas en los videojuegos y la prensa, se alzaron también contra las críticas vertidas por feministas y fuentes liberales por entender que buscaban sacar notoriedad y provecho del asunto, acusándolas de partidismo, de tener motivos políticos y de querer aprovechar la polémica para hacer demagogia del asunto.

Con el hashtag #GGinDC se publicitaba la que era la primera reunión oficial de los seguidores de este movimiento en Estados Unidos, el mismo que se usó en el presunto aviso, ahora borrado de Twitter, pero que rezaba así: “Tengo múltiples bombas plantadas en la zona donde se celebra el #GGinDC. Si el #GGinDC no se evacúa en menos de una hora, detonarán”. El suceso ha quedado en nada, pero la tensión del GamerGate sigue patente. ¿Qué opinas?

Publicaciones relacionadas

Cerrar