Descubren el primer easter egg de la historia de los videojuegos 30 años después

El primer easter egg de la historia de los videojuegos se escondía en Starship 1

Uno de los mayores atractivos de los videojuegos son los easter eggs, esas sorpresas que los desarrollares introducen para hacer referencias a otras ficciones o, simplemente, alegrar el día al usuario. Lo que no imaginábamos era que los programadores hubiesen comenzado a introducir estos huevos de pascua en la época de las recreativas.

El ingeniero Ed Fries, uno de los responsables de la primera Xbox, ha sido el descubridor del que parece ser el primer easter egg de la historia. En una conversación con Ron Milner en relación a Gran Trak 10, este le reveló un secreto perteneciente a Starship 1, un juego espacial desarrollado por Atari y en el que participó como programador.

Según Milner, durante el desarrollo había introducido un easter egg sin el conocimiento de sus jefes y que, aún hoy, nadie había sido capaz de descubrir: "Fue el primer juego que programé y el primero en ofrecer una puerta trasera. No se lo dije a la gente, ni siquiera al equipo de Atari, durante 30 años, pero coloqué cierto código que usando una determinada secuencia de botones ¡decía "¡Hola Ron!" y daba diez partidas gratis”.

Sorprendido por la revelación, Fries inició una investigación para confirmar la historia, algo de lo que pudo cerciorarse a través del código del videojuego en un emulador. Sin embargo, su intención era comprobarlo in situ, por lo que optó por hacerse con una de las recreativas, que mandó reparar y que finalmente le permitió acceder al easter egg, como muestran los siguientes vídeos.

Cerrar