Descubren una vulnerabilidad en Windows y Office que puede provocar accesos indeseados

Las vulnerabilidades de seguridad son la cruz que tenemos que aguantar en estos tiempos modernos. El último disgusto para los usuarios, que de nuevo ven como peligran sus datos, ha llegado de parte de Microsoft al descubrirse que un agujero de seguridad en varios de sus programas podría permitir el acceso no autorizado de asaltantes mediante los tan temidos como molestos “códigos maliciosos”, término políticamente correcto para advertirnos de que si usamos Windows Vista,  Windows Server 2008, Microsoft Lync, Office 2003 u Office 2010 nos andemos con cuidado con lo que ejecutamos.

Y es que algún “usuario malintencionado”, otro término diplomático tristemente usual, podría aprovechar la coyuntura para introducir este código en nuestro sistema y obtener así acceso. Para esto se necesitaría que el usuario interactuara previamente, algo que se trata de conseguir mediante envíos de correos que solicitan la apertura de un documento de Word o similares. Microsoft aclara desde su blog oficial que ya está buscando una solución al problema y que de momento sugieren aplicar una configuración más restrictiva que pasa por desactivar el códec de imágenes TIFF y aplicar la herramienta Enhanced Mitigation Experience Toolkit 4.0. Esto “no corrige el problema pero bloquea vías de acceso” hasta que una futura actualización ponga las cosas en su sitio.

Hasta el momento en que llegue la actualización de seguridad que definitivamente solucione esta vulnerabilidad, tened cuidado con los documentos que abrís si usáis estos programas.

Publicaciones relacionadas

Cerrar