Destapan un posible fraude para inflar precios de juegos retro en las subastas

Un youtuber acusa de estafa a estas subastas millonarias.

Sabemos que algunos juegos y consolas retro pueden llegar a valer toda una pequeña fortuna en una subasta, dependiendo de su estado y conservación, claro. Este sector gana cada vez más adeptos y mueve millones de dólares cada año, aunque ahora se ha puesto el foco sobre ellos por una acusación de fraude en las subastas. De acuerdo a un conocido youtuber, el precio de los artículos en subasta se infla artificialmente para ganar más dinero.

Concretamente, estas acusaciones de fraude vienen de parte de un conocido Youtuber norteamericano, Karl Jobst, arremeten contra Wata Games y Heritage Auctions, la agencia que clasifica juegos raros y la casa de subastas que consigue precios récord con cada venta, respectivamente (vía Kotaku). «Hay un grupo selecto de personas muy ricas y muy poderosas que mueven los hilos detrás de este reciente aumento en los precios de los videojuegos, y las mismas personas están ganando dinero sin parar», asegura el youtuber en su vídeo, donde acusa de comportamiento fraudulento a Heritage Auctions y clasifica de «puerta giratoria» de clasificadores, coleccionistas y vendedores a Wata Games.

«Wata Games es el líder de confianza en la clasificación de videojuegos coleccionables y nos sentimos honrados de desempeñar un papel clave en esta industria en auge que nos apasiona increíblemente», asegura la matriz de la compañía en un comunicado. «Nos sentimos honrados por el apoyo de nuestros miles de clientes que confían en nosotros para brindar calificaciones precisas y transparentes. Las afirmaciones de este video son completamente infundadas y difamatorias y es lamentable que el Sr. Jobst no se haya puesto en contacto con nosotros para darnos la oportunidad de corregirlo.»

Por su parte, Heritage Auctions aseguró a VGC que «desearía que se le hubiese dado la oportunidad de responder antes de la publicación del video, porque hay numerosas declaraciones erróneas de hechos y conclusiones inexactas contenidas en el artículo», dijo un portavoz. “Heritage refuta enérgicamente cualquier acusación de que él o sus funcionarios estén involucrados en licitaciones ilícitas, manipulación del mercado o cualquier práctica similar ilegal o poco ética. Heritage se enorgullece de nuestra transparencia y de ser un lugar construido por y para coleccionistas. Con esto en mente, damos la bienvenida a la oportunidad de discutir más sobre el mercado de los videojuegos e invitaríamos al Sr. Jobst a nuestra sede mundial en Dallas para recorrer nuestras operaciones y hablar más con el liderazgo.»

Con ventas de hasta 2 millones de dólares por una copia aún precintada del Super Mario Bros., un aumento del 6500% en cuatro años respecto a su primera venta en subasta por 30.000 dólares, es normal que se haya puesto el foco en esta industria de juegos retro. Más si hay un conflicto de intereses tan evidente como este, ya que fue Jim Halperin, cofundador de Heritage, el comprador del juego y citó a Wata Games como compañía de certificación. Compañía en la que él mismo aparece listado como consejero y Heritage como socio de negocios. Por el momento no se sabe si estas acusaciones llegarán a algo serio, pero desde luego, han puesto el foco mediático sobre un sector millonario de la industria de los videojuegos.

Luis Avilés

Periodista de profesión y jugador de vocación. Me he criado con una consola entre las manos y me esfuerzo día a día en convertir mi hobby en una forma de vida.
Cerrar