Destiny 2: Así se accede a la habitación secreta de la Torre

Como ya ocurriera con el juego original, Destiny 2 ha comenzado a mostrar todo tipo de secretos, que los jugadores de este shooter ya están usando para elaborar todo tipo de intrincadas teorías. No obstante, hay un punto en concreto en la Torre, al que no es demasiado sencillo acceder, que permite descubrir un easter egg del que muchos ya anuncian que tendrá que ver con alguna de las futuras expansiones de este nuevo título de Bungie.

Porque, si seguimos una serie de pasos, nada más lleguemos a la Torre, podremos entrar en una habitación secreta, una especie de bar, donde descubriremos el diario de una persona cuyo nombre será bastante familiar para quienes jugasen al primer Destiny, y más concretamente, a la expansión de los Señores del Hierro.

Para llegar a esta sala secreta, lo primero que habrá que hacer es dirigirse al Hangar de la Torre, atravesando las zonas donde se encuentran las Sectas de Guerra Futura y de la Órbita Muerta. A continuación, tendremos que dirigirnos hacia unas escaleras, y subir lo más arriba posible. Y será aquí donde la cosa se complique. Porque para poder continuar nuestro recorrido, tendremos que conseguir realizar una serie de saltos apoyándonos, primero en la barandilla de estas escaleras, y después, en una serie de pequeñas tuberías, para poder llegar a una nueva zona, situada también sobre el suelo.

Una vez superada esta zona, aparecerá en el camino un túnel que llevará a unos conductos de ventilación que, al atravesarlos, permitirán acceder a esta sala secreta. Y lo más llamativo de esta zona, es el mencionado diario, que no pertenece a otra persona que Ana Bray. Una guardiana que, como informan desde ScreenRant, fue responsable de múltiples heroicidades, siendo las más destacables, defender la Ciudad del Colapso. En este caso, Bray, con sus dotes de cazadora, fue la responsable de derrotar a los Caídos de la Casa de los Demonios durante la Batalla de la Grieta del Crepúsculo.

Un enfrentamiento que supuso a su vez, la pérdida de centenares de guardianes, y que aún a día de hoy no ha desvelado demasiados datos; al igual que ocurre con la historia de Ana Bray. Varios puntos que este diario recoge a través de sus páginas arrancadas, y que podría traducirse en un nuevo misterio que investigar.

Cerrar