Destiny 2: Bungie explica cómo se coló el símbolo neonazi en el videojuego

Hace unas horas salía a la luz que una de las armaduras de Destiny 2 estaba decorada con el símbolo de Kekistan, un país ficticio nacido como un meme pero cuyo trasfondo está repleto de odio y sus impulsores son de ideología neonazi. Bungie se disculpó con presteza, señaló que no fue intencional y lo retiró rápidamente. Ahora, tras realizar una exhaustiva investigación interna, han determinado cómo llegó a colarse ese símbolo.

La compañía norteamericana ha indicado que sus diseños se basan en tres cosas básicamente: arte del mundo real, elementos de diseño gráfico de equipos deportivos y el propio lore de los Guardianes de Destiny. Por lo visto el grupo de diseñadores que crearon la prenda de la polémica consideraron la palabra kek solo en la vertiente del meme de World of Warcraft (así se inició) y no en la más reciente de Kekistan.

Bungie confirma que el más reciente significado de esta palabra no fue considerado durante el proceso creativo y que, por lo tanto, se dio vía libre a que estuviera en el videojuego final. Por último, en su comunicado la compañía ha asegurado que ahora se encuentran buscando mejores vías para mantener las imágenes apropiadas fuera de sus futuros juegos. La prenda de la controversia todavía no ha sido eliminada, pero lo más probable es que lo sea con una actualización que tenga lugar muy pronto.

Cerrar