Los jugadores de Destiny 2 ya pueden hacer la danza de fusión de Dragon Ball

Un nuevo gesto que llega al juego para imitar a Goku y Vegeta en DBZ.

Danza Fusión en Destiny 2

Dragon Ball Z nos ha dejado una gran cantidad de momentos de lo más icónicos. La serie de animación capitaneada por Toriyama es pura historia del anime, ejerciendo una enorme influencia en muchos productos de otros medios con el paso de los años. Destiny 2 acaba de ser una de las «víctimas» del fenómeno Dragon Ball, y es que el shooter-looter online de Bungie acaba de incluir un nuevo gesto que permite a dos jugadores realizar una de las danzas más famosas de la historia: la danza de fusión de DBZ.

No es una réplica exacta de la coreografía que Piccolo enseñó a los pequeños Trunks y Goten, pero sí que deja muy clara la inspiración que ha servido para darle forma. Es algo que requiere la intervención y posición adecuada de dos jugadores, pero con un resultado final de lo más divertido. Eso sí, sin que estos dos se fusionen, Bungie todavía no se ha lanzado a ese lodazal para experimentar con las mecánicas de juego. En este vídeo, podéis ver cómo queda el nuevo baile de Destiny 2.

Una danza que ha cobrado especial protagonismo recientemente con Dragon Ball Super: Broly, y que ahora los fans del saiyan más famoso pueden replicar a su manera en este videojuego online con el gesto «Link Up». El nuevo Destiny ha tardado poco en evolucionar desde que Bungie decidió separarse de Activision con él. Pronto podremos verlo funcionando en Stadia o incluso en Nintendo Switch, como se apuntaba recientemente.

¿Tienes ganas de probar este gesto en tus partidas? Recuerda que, si no tienes todavía Destiny 2, puedes descargar su versión gratuita en Steam, que llega bien cargada de contenidos.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar