Destiny 2: La Maldición de Osiris revela nuevas pistas de las incursiones

El 5 de diciembre nos vamos a Mercurio con Destiny 2: La Maldición de Osiris. La primera gran expansión de la secuela de Bungie nos transporta a este planeta para conocer más de este misterioso Guardián. Ahora, a algo más de dos semanas para el lanzamiento de este contenido, seguimos conociendo nuevos detalles que llegarán a nosotros en la mencionada fecha. Como por ejemplo el Bosque Infinito, un lugar en donde parece que vamos a pasar mucho tiempo.

Así lo hemos podido ver en un gameplay emitido por Bungie a través de Twitch y en donde se ha explicado una curiosidad de este escenario. Si bien este mapa de Destiny 2: La Maldición de Osiris no ofrecerá dos veces la misma ambientación (enemigos, posición de los objetos, etc.), El Bosque Infinito no es una localización procedural. Es decir, no se genera nada al alzar, sino que se opera a partir de unos códigos que serán comunes a todos.

Por otro lado, Destiny 2: La Maldición de Osiris también ha revelado detalles sobre sus nuevas incursiones. Bungie asegura que si bien estas supondrán un material nunca visto, también se mezclarán con otro contenido del pasado. Muestra de ello es el primer desafío que llegará con esta expansión: Leviathan, que según la compañía ofrecerá retos tan interesantes como el original pero que no requerirá tanto tiempo por parte del jugador para completarlo.

Por suerte Destiny 2: La Maldición de Osiris nos permitirá aumentar el nivel máximo de nuestro personaje para poder hacer frente a estos desafíos. ¿Preparado para conocer Mercurio?

 

 

Cerrar